Significado del utilitarismo

      Comentarios desactivados en Significado del utilitarismo

El utilitarismo es una teoría filosófica que busca entender los fundamentos de la ética y la moral a partir de las consecuencias de las acciones.

En este caso, el utilitarismo consiste en la idea de que una acción sólo puede considerarse moralmente correcta si sus consecuencias promueven el bienestar colectivo. Si el resultado de la acción es negativo para la mayoría, se clasifica como moralmente reprensible.

Desde este razonamiento, el utilitarismo se opone al egoísmo, porque las consecuencias de las acciones deben centrarse en la felicidad de un todo y no en los intereses individuales y privados.

La teoría utilitaria fue defendida, como doctrina ética, principalmente por los filósofos y economistas ingleses John Stuart Mill y Jeremy Bentham, durante los siglos XVIII y XIX. Sin embargo, el pensamiento utilitario ya fue explorado desde la antigua Grecia, principalmente a través del filósofo griego Epicuro.

Al basarse en las consecuencias, el utilitarismo no tiene en cuenta los motivos del agente (ya sean buenos o malos), ya que las acciones de un agente que se perciben como negativas pueden desencadenar consecuencias positivas y viceversa.

Hay algunos debates sobre la necesidad de que el utilitarismo abarque sólo las consecuencias que están directamente vinculadas a los seres humanos o a todos los seres sensibles, es decir, que tienen la capacidad de sentir dolor y placer, como algunos animales, por ejemplo.

Los principios del pensamiento utilitario se aplican en diversos ámbitos de la vida de la sociedad, como el sistema político, la justicia, la economía, las leyes, etc.

Los principales principios básicos del utilitarismo son:

  • Principio de bienestar: el objetivo de la acción moral debe ser el bienestar a todos los niveles (intelectual, físico y moral).
  • Consecuencia: la moralidad de las acciones se juzga por las consecuencias generadas por ellas.
  • Principio de agregación: tiene en cuenta la mayoría de los individuos, descartando o “sacrificando” a las “minorías” que no se han beneficiado de la misma manera que la mayoría. Este contenido “sacrificatorio” es a menudo cuestionado por los oponentes del utilitarismo.
  • Principio de optimización: la maximización del bienestar se interpreta como un deber.
  • Imparcialidad y universalismo: no hay distinción entre el sufrimiento o la felicidad de los individuos, todos son iguales ante el utilitarismo.

Hay varias teorías y líneas de pensamiento que critican los principios del utilitarismo. El concepto de “imperativo categórico” desarrollado por el filósofo alemán Immanuel Kant, por ejemplo, cuestiona la capacidad del utilitarismo de no estar ligado a una actitud egoísta, porque todas las acciones y consecuencias generadas dependerían de las inclinaciones personales.

Véase también la diferencia entre Ética y Moral y el imperativo categórico.