Significado de la TCC

      Comentarios desactivados en Significado de la TCC

TCC son las siglas de End of Course Work, un trabajo académico obligatorio y un instrumento para la evaluación final de un curso de educación superior.

Se elabora en forma de tesis, con el objetivo de que el estudiante universitario se inicie y participe en el campo de la investigación científica.

En general, la aprobación del CBT es un criterio para que el estudiante obtenga el título. El “Trabajo de fin de curso” es también un requisito obligatorio para los cursos que no sean de licenciatura, como los cursos de postgrado, MBA, cursos técnicos, entre otros.

La preparación de la TCC varía según la institución y el curso. En general, es un trabajo individual y en el último año del curso. También puede hacerse en parejas o en grupos. En cualquier caso, siga siempre las directrices de un profesor responsable.

Para iniciar el CBT el estudiante debe tener un tema para el trabajo, el cual debe ser elegido en base a ciertos criterios que incluyen: afinidad con el tema; relevancia para la comunidad científica y la sociedad; existencia de suficiente bibliografía; innovación, respuesta a una pregunta/duda que aún persiste.

El trabajo escrito debe ser entregado por el estudiante a tiempo, de lo contrario fracasará. La TCC escrita es evaluada por una Junta Examinadora, compuesta por profesores que también asisten y evalúan la presentación oral y los argumentos utilizados por el estudiante a las preguntas formuladas. La prueba de plagio (copia) se considera un fraude.

TCC y ABNT

La estructura de la TCC debe presentar detalles específicos para la introducción, el desarrollo, la metodología y la conclusión. También sigue normas estrictas para la citación de las fuentes bibliográficas que se consultaron para la base teórica del texto. En Brasil, el estudiante debe seguir las normas de la ABNT (Asociación Brasileña de Normas Técnicas).

Aprende más sobre el significado de ABNT.

Terapia cognitiva conductual

La Terapia Cognitiva Conductual (TCC), creada por Aaron Beck, es una forma de psicoterapia, desarrollada para que los pacientes puedan interpretar sus emociones y pensamientos negativos de manera diferente. Su objetivo es promover la alteración de los patrones de pensamiento.