Significado de Tacit

      Comentarios desactivados en Significado de Tacit

Tácito es un adjetivo del idioma castellano, significa algo que está implícito o que se implica, y no es necesario dar explicaciones o menciones.

El comportamiento tácito es aquel que busca ocultar algo, ya sea un secreto o una situación que no es deseable que sea expuesta.

Etimológicamente, el término “tácito” se originó del latín tacitus, que significa “no expresado en palabras” o “silencioso”. En este sentido, cualquier acción, expresión o característica que no se muestre o explique, pero que pueda percibirse implícitamente, puede considerarse tácita.

Entre los sinónimos más comunes de tácito, están: tranquilo, implícito, oculto, secreto, silencioso, comprendido y tranquilo.

Tácito (Publius Cornelius Tacitus) era todavía el nombre de uno de los más grandes historiadores de la antigüedad, que vivió entre el 55 y el 120 d.C. en la antigua Roma.

Conocimiento tácito

El llamado “conocimiento tácito” es una forma particular, subjetiva y única de conocimiento de cada individuo, desarrollada a lo largo de la vida a través de las experiencias adquiridas por la persona.

Para los psicólogos y filósofos, el conocimiento tácito es un objeto de estudio muy interesante, ya que se trata de un modelo de aprendizaje difícil o imposible de transmitir a otras personas, al menos no a través de los métodos didácticos tradicionales.

El conocimiento tácito es el que sólo puede ser transmitido o aprendido a través de las experiencias y la convivencia diaria. Montar en bicicleta, por ejemplo, puede considerarse un conocimiento tácito, ya que sólo se necesita habilidad para aprender, y las instrucciones escritas u orales son innecesarias.

Aprende más sobre el significado del Conocimiento Tácito.

Tácito y explícito

Explícito es algo obvio, declarado, explicado y presentado claramente, sin ninguna posibilidad de ambigüedad. Algo que es explícito puede considerarse lo contrario del concepto de tácito.

El conocimiento explícito, por ejemplo, puede transmitirse mediante una explicación formateada, con gráficos, palabras, imágenes y de manera objetiva. El conocimiento tácito, en cambio, es subjetivo, difícil de asimilar, ya que está presente de manera particular en cada individuo, según su experiencia.

El conocimiento tácito y explícito puede funcionar de manera complementaria.

Tácito y expreso

La palabra tácito todavía puede utilizarse para categorizar el modelo de un contrato de trabajo, por ejemplo.

Un contrato de empleo tácito es aquel que no es físico, es decir, no hay un contrato escrito y registrado, que se acuerda verbalmente entre el contratista y el contratante.

El contrato de trabajo expreso es cuando ambas partes (contratista y contratista) firman un documento escrito y registrado, en el que se especifican todas las funciones, obligaciones y derechos relacionados con el trabajo a realizar. En este caso, el contratista firma el Registro de Trabajo y Seguridad Social del contratista.