Significado del Sistema Solar

      Comentarios desactivados en Significado del Sistema Solar

El Sistema Solar es el conjunto constituido por el Sol (que está en el centro del sistema) y por un gran número de otros cuerpos celestes que giran a su alrededor y que son mantenidos como una unidad física por la atracción gravitacional.

Sistema Solar

Los cuerpos en órbita comprenden los ocho planetas principales (Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Neptuno, Urano), los satélites de éstos, los planetas enanos (Plutón, Eris, Ceres, Makemake y Haumea), miles de asteroides, cuyas órbitas se encuentran principalmente entre las de Marte y Júpiter, y una inmensa cantidad de cometas y meteoritos. El Sol contiene el 99,86% de la masa de todo el sistema, mientras que la mayor parte de la masa restante se concentra en Júpiter.

Hasta 2006, Plutón fue reconocido como uno de los principales planetas del Sistema Solar. Sin embargo, tras el descubrimiento de varios cuerpos celestes de tamaño similar (y algunos incluso más grandes que Plutón) en el Cinturón de Kuiper, la Unión Astronómica Internacional (UAI) decidió, el 24 de agosto de 2006, clasificar a Plutón como un planeta enano.

La forma del sistema solar puede considerarse esférica, y la edad del sistema solar es de unos 4.600 millones de años. Existen varias teorías sobre su origen, pero la más aceptada es la versión moderna de la nebulosa protosolar de Laplace, según la cual el sistema solar surgió de la fragmentación de un disco de gas en rotación, que se había formado por la contracción de una nube de gas interestelar. El estudio de la composición de los meteoritos sugiere que la formación del sistema solar se asoció con la explosión de una supernova; después de la explosión, la materia, con una peculiar composición química, fue lanzada a gran velocidad, en todas las direcciones, yendo a chocar con la nebulosa primitiva, que se vio obligada a contraerse más allá del punto en el que ya no es posible contrarrestar las fuerzas gravitatorias. Como resultado de esta contracción, la nebulosa primitiva se fragmentó y causó la formación del sistema solar.