Sistema cardiovascular

      Comentarios desactivados en Sistema cardiovascular

El sistema cardiovascular está formado por los órganos que hacen que la sangre fluya en el cuerpo humano. La sangre transportada lleva oxígeno y nutrientes a todo el cuerpo.

Por su función de promover la circulación de la sangre, también se le llama sistema circulatorio.

Función del sistema cardiovascular

El sistema circulatorio es responsable de asegurar la circulación de la sangre en el cuerpo. Ocurre de dos maneras:

  1. La sangre se envía a todo el cuerpo después de pasar por los pulmones, lo que disminuye los niveles de dióxido de carbono y aumenta la cantidad de oxígeno en la sangre.
  2. La sangre del cuerpo, que después de la circulación es baja en oxígeno y alta en dióxido de carbono, es llevada a los pulmones para ser oxigenada de nuevo.

Cardiovascular

Anatomía del sistema cardiovascular.

El sistema cardiovascular está formado por el corazón y el conjunto de vasos sanguíneos.

Corazón

El corazón es el principal órgano del sistema circulatorio. Es un órgano formado por tejido muscular, que se encuentra en el centro de la caja torácica y tiene la función de enviar sangre al cuerpo.

El bombeo de la sangre a través del corazón se produce gracias a dos movimientos del corazón: la sístole (contracción del corazón) y la diástole (relajación del corazón).

Los lados del corazón tienen diferentes funciones en el bombeo de la sangre. A través del lado izquierdo, se dirige la sangre oxigenada, que será distribuida al cuerpo. En el lado derecho, la sangre con poco oxígeno se envía directamente a los pulmones.

Cavidades cardíacas

El corazón está dividido en cuatro cavidades: dos ventrículos (izquierdo y derecho) y dos aurículas (izquierda y derecha).

Los ventrículos son dos cavidades que bombean la sangre del corazón al cuerpo. Las aurículas, por otro lado, reciben la sangre que llega al corazón.

Capas del corazón

El corazón también tiene tres capas: epicardio, miocardio y endocardio. El epicardio es la capa más externa, en la que permanece el tejido graso (adiposo) que recubre el órgano y el endocardio es la capa más interna del corazón.

El miocardio, la capa media del corazón, garantiza el correcto bombeo de la sangre según las contracciones musculares.

CoraçãoAnatomía del corazón.

Vasos sanguíneos

Los vasos sanguíneos son las vías por las que la sangre circula en el cuerpo, es decir, son los responsables de transportar la sangre. Hay diferentes tipos de vasos, con diferentes funciones. Son de tres tipos: arterias, venas y vasos capilares.

Un hecho curioso es que el conjunto de vasos sanguíneos tiene unos 100.000 kilómetros de largo.

Arterias

Su función es dirigir la sangre del corazón a los otros órganos del cuerpo humano. Son vasos más consistentes que se contraen y relajan, según el ritmo cardíaco.

La arteria aórtica, por ejemplo, tiene la importante función de transportar la sangre oxigenada del corazón a los tejidos del cuerpo. Las arterias pulmonares, por otro lado, llevan la sangre rica en dióxido de carbono a los pulmones para que pueda ser oxigenada.

Venas

Las venas son los vasos sanguíneos que aseguran que la sangre que ha circulado por el cuerpo regrese al corazón. Es decir, llevan la sangre de los tejidos al corazón.

En comparación con las arterias, las venas tienen paredes menos densas, lo que hace que la circulación de la sangre sea más lenta.

Vasos capilares

Estos son los vasos más finos, responsables del intercambio de sustancias nutritivas entre la sangre y otros órganos.

Otra función de los vasos capilares es hacer la conexión con las venas que llevan la sangre de vuelta al corazón.

Tipos de circulación sanguínea: pulmonar y sistémica

Estos son los dos tipos de circulación que existen en el cuerpo humano. La circulación pulmonar también se denomina circulación pequeña, mientras que la circulación sistémica también se denomina circulación grande.

La circulación pulmonar lleva la sangre con poco oxígeno a los pulmones. Cuando llega a este órgano, la sangre recibe dióxido de carbono y oxígeno, oxigenándose. Después de eso, la sangre regresa al corazón – al lado izquierdo – y es bombeada a todo el cuerpo.

La circulación sistémica es responsable de bombear la sangre del corazón a todo el cuerpo. Tiene dos funciones: llevar oxígeno y nutrientes a las células y recoger el dióxido de carbono presente en las células. El sistema de circulación pasa por la aorta, la arteria más grande e importante del cuerpo.