Significado del Semipresidencialismo

      Comentarios desactivados en Significado del Semipresidencialismo

El semi-presidencialismo es un tipo de sistema de gobierno que mezcla características del presidencialismo y el parlamentarismo.

En este sistema el presidente divide las obligaciones de la administración pública (poder ejecutivo) del estado con un primer ministro. Los dos tienen poder de decisión en el gobierno y son responsables de funciones que se complementan entre sí.

Cómo funciona el semi-presidencialismo

En este sistema, el presidente es el jefe de estado, elegido por el voto directo del pueblo. El primer ministro es el jefe de gobierno.

Una característica importante de este sistema es que el presidente es responsable de nombrar al primer ministro y compartir con él las actividades de jefe de estado y jefe de gobierno. El jefe de Estado es responsable del poder ejecutivo y el jefe de gobierno es responsable del poder legislativo.

El presidente también es responsable de representar al país a nivel internacional y de elegir algunos funcionarios de las oficinas gubernamentales. Puede disolver el Parlamento, sugerir y proponer leyes y controlar la política exterior del país.

El Primer Ministro tiene sus deberes sometidos al Parlamento. Es responsable de dirigir el gobierno, elegir los ministros, coordinar su trabajo y aplicar las políticas de desarrollo social.

Vea algunos países semi-presidencialistas:

  • Francia
  • Portugal
  • Mozambique
  • Rusia
  • Finlandia
  • Argelia
  • Rumania
  • Polonia

¿Cuáles son las ventajas del semi-presidencialismo?

La mayor ventaja del sistema semi-presidencialista es que asegura un mejor equilibrio entre las decisiones de los poderes ejecutivo y legislativo, ya que hay una descentralización del poder y una mayor participación en las decisiones políticas. En otras palabras, las decisiones no están centralizadas en una persona o en un poder.

También resulta eficaz para presentar reacciones rápidas en las crisis políticas porque permite una modificación más rápida de estos poderes en caso de falta de gobernabilidad o de representación popular.

Por ejemplo, si el Primer Ministro no cuenta con el apoyo del Congreso en una decisión, puede ser sustituido por otro Primer Ministro sin necesidad de nuevas elecciones o de un proceso de impugnación.

Otro ejemplo es que si el Congreso no representa eficazmente los intereses de la población, el presidente puede destituirlo y convocar nuevas elecciones.

Ver también el significado de la impugnación.

Diferencias entre semi-presidencialismo, presidencialismo y parlamentarismo

Aunque reúne elementos de otros sistemas, el semi-presidencialismo es diferente del parlamentarismo y el presidencialismo.

En el parlamentarismo, por ejemplo, los proyectos de ley se someten a votación en el parlamento y la figura del jefe de Estado es más bien de carácter ceremonial o de representación del país.

En el presidencialismo, el presidente acumula las funciones de jefe de estado y jefe de gobierno, siendo un centralizador de la mayoría de las decisiones del gobierno.

En el sistema semi-presidencialista el jefe de estado (presidente) es elegido por el pueblo y tiene funciones específicas y poder de decisión en el gobierno. La función de jefe de gobierno es asumida por el primer ministro, quien, aunque nombrado por el presidente, es responsable de las decisiones del poder legislativo.

Vea el significado del presidencialismo y el parlamentarismo.