Significado de Rebus sic stantibus

      Comentarios desactivados en Significado de Rebus sic stantibus

Rebus sic stantibus es una expresión en latín que puede ser traducida como “este es el caso”.

La expresión se utiliza ampliamente en el ámbito del derecho, con aplicaciones en el derecho penal, el derecho civil y el derecho internacional.

En general, esta cláusula significa que las situaciones u obligaciones serán válidas mientras continúe la situación que las originó.

Rebus sic stantibus y pacta sunt servanda

La cláusula rebus sic stantibus se refiere a pacta sunt servanda, una expresión latina que significa “los contratos deben cumplirse”. Este término hace referencia a la obligación de cumplir los contratos, ya que establece que la firma de un acuerdo obliga a las partes a cumplirlo.

Así pues, el rebus sic stantibus debe entenderse como una excepción a la regla general que determina el cumplimiento de los contratos hasta el final de su validez (pacta sunt servanda).

Este permiso existe porque el rebus sic stantibus permite que, en situaciones especiales, una de las partes no esté obligada a cumplir con lo contratado, permitiendo que se revisen situaciones imprevistas o cláusulas abusivas.

Rebus sic stantibus en Derecho Civil

En el ámbito del Derecho Civil la expresión tiene un significado relacionado con los contratos y con el Derecho del Consumidor.

En comparación con el significado literal de la expresión (tal como están las cosas), en los contratos la expresión significa que un acuerdo seguirá siendo válido mientras se mantengan las condiciones combinadas.

La situación con respecto a los contratos firmados se justifica por la necesidad de asegurar que los contratos se cumplan. Pero es necesario saber que pueden darse circunstancias que cambien la situación, dejándola diferente de la que se produjo en el momento en que se hizo el acuerdo contractual.

Rebus sic stantibus y la Teoría de la Imprevisión

La cláusula “rebus sic stantibus”, especialmente en relación con los contratos, está vinculada a la Teoría de la Imprevisión. Esta teoría existe para proteger a los contratistas de situaciones imprevistas que puedan causar cambios durante la vigencia de un contrato.

La Teoría de la Previsión es especialmente importante para los contratos largos, ya que están más sujetos a cambios inesperados. La teoría es una forma de asegurar la equidad entre las partes, así como de garantizar el cumplimiento de lo acordado en un contrato.

Así, la cláusula rebus sic stantibus permite que las situaciones que se modificaron, y que no estaban previstas cuando se firmó el contrato, sean revisadas por las partes para asegurar que el acuerdo se cumpla.

¿En qué situaciones puede aplicarse la cláusula?

Es importante saber que las enmiendas se refieren a situaciones que no se han previsto y que no pueden ser controladas por las partes.

El rebus sic stantibus no se aplica en los casos en que una de las partes sólo incumple lo acordado. Ejemplo: cuando una persona que tiene la obligación de hacer un pago y no lo hace. En esta situación, el no hacer un pago debido es un incumplimiento de contrato, no un cambio imprevisto.

Código de Protección al Consumidor

En relación con el Código de Protección del Consumidor (CDC), la cláusula permite que el contrato sea revisado en algunos casos, si hay un cambio que pueda causar daños a cualquiera de las partes.

La Convención sobre los Derechos del Niño prevé esta posibilidad en el artículo 6(V):

Se trata de derechos básicos del consumidor: la modificación de las cláusulas contractuales que establecen beneficios desproporcionados o su revisión debido a hechos sobrevenidos que las hacen excesivamente onerosas.

Rebus sic stantibus y los fallos de la corte

En lo que respecta a las decisiones judiciales, la norma general de derecho establece que no se permiten cambios en los casos que ya han sido juzgados, con sentencia definitiva (cuando ya no hay posibilidad de apelación).

Pero en algunos casos, la situación puede cambiar y la sentencia puede dejar de tener valor. Así pues, en ciertas situaciones la obligación definida en una sentencia puede dejar de existir.

Por ejemplo: una sentencia dictada en una reclamación de alimentos. La situación que motiva la reclamación de alimentos puede cambiar con el tiempo. Si el niño es menor de edad, será válido por un cierto período de tiempo. Cuando el niño alcanza la edad de 18 años o cuando ya puede hacerse cargo de su propia manutención, la decisión puede ser modificada y la obligación de pagar deja de existir.

Rebus sic stantibus en Derecho Penal

En el ámbito del derecho penal, la cláusula de rebus sic stantibus se aplica en los casos de detención preventiva cuando se produce un cambio en la situación que dio lugar a la orden de detención.

Rebus sic stantibus en custodia

En relación con la prisión preventiva, la cláusula se aplica a asuntos que pueden ser modificados. Esto se debe a que la detención preventiva sólo puede ordenarse en situaciones específicas predefinidas. Si la situación que llevó al arresto cambia, la cláusula rebus sic stantibus puede cambiar la situación del arresto.

Por ejemplo: si se modifican los motivos de la prisión preventiva, el juez puede anular la orden de detención. También puede ocurrir lo contrario: puede que no se haya ordenado una detención preventiva por falta de justificación, pero si hay cambios, rebus sic stantibus permite determinar la detención.

Rebus sic stantibus en el Derecho Internacional

La cláusula “rebus sic stantibus” también se aplica en el ámbito del derecho internacional. Al igual que en el caso de los contratos, la cláusula puede aplicarse a cuestiones relacionadas con los países que firmen un acuerdo o tratado internacional.

Si se produce un cambio considerable en la situación, existe la posibilidad de que un país quede liberado de una obligación en virtud de un acuerdo internacional. También puede ocurrir que se dé por terminado el Tratado.

Este permiso figura en la Convención de Viena de 1969. La Convención determina las posibilidades de aplicar la cláusula de rebus sic stantibus:

  • Violación de los términos del Tratado por uno de los países que forman parte de él (Artículo 60).
  • Fin de una situación que es fundamental para el cumplimiento del acuerdo (Artículo 61).
  • Enmienda consistente con las circunstancias del Tratado (Artículo 62).
  • Surgimiento de hostilidad o desacuerdo entre países (Artículo 73).

Lea más sobre los significados de Pacta sunt servanda, Derecho Civil y Derecho del Consumidor.