Significado del psicoanálisis

      Comentarios desactivados en Significado del psicoanálisis

El psicoanálisis es una rama clínica teórica que se ocupa de explicar el funcionamiento de la mente humana, ayudando a tratar los trastornos mentales y las neurosis. El objeto de estudio del psicoanálisis se centra en la relación entre los deseos inconscientes y el comportamiento y los sentimientos experimentados por las personas.

La teoría del psicoanálisis, también conocida como “teoría del alma”, fue creada por el neurólogo austriaco Sigmund Freud (1856 – 1939). Según Freud, la mayoría de los procesos psíquicos de la mente humana están en un estado de inconsciencia, dominado por los deseos sexuales.

Todos los deseos, recuerdos e instintos reprimidos se “almacenarán” en el inconsciente de las personas y, a través de métodos de asociación, el psicoanalista -un profesional que practica el psicoanálisis- podrá analizar y encontrar las razones de ciertas neurosis o la explicación de ciertos comportamientos peculiares de sus pacientes, por ejemplo.

Etimológicamente, el término psicoanálisis es una referencia a la psique griega, que literalmente significa “aliento” o “aliento”, pero que tiene un concepto más complejo, relacionado con las ideas modernas de lo que sería el espíritu, el ego y el alma de las personas.

Ver también: el significado de Psique.

Teoría del psicoanálisis

Los principios básicos de esta teoría desarrollada por Freud se resumen en las tres principales obras publicadas por el neurólogo: “Interpretación de los sueños” (1899), “Psicopatología de la vida cotidiana” (1904) y “Tres ensayos sobre la teoría de la sexualidad” (1905).

En resumen, el estudio de Freud representa la llamada “teoría general de la personalidad”, que consiste en un método de psicoterapia. Para comprender correctamente los procesos mentales desde el punto de vista del psicoanálisis, es necesario distinguir los tres niveles de conciencia del ser humano:

Consciente: es el estado en el que sabemos (somos conscientes) de lo que pensamos, sentimos, hablamos y hacemos. Son todas las ideas de las que los individuos son conscientes para existir / pensar.

Pre-consciente: es el estado de las ideas que son inconscientes, pero que pueden ser conscientes de nuevo, si hay una correcta orientación de la atención de los individuos hacia ellas. Los pensamientos que están en este estado, por ejemplo, se pueden percibir a partir de los sueños.

Inconsciente: donde se almacenan todos los deseos e ideas reprimidos, censurados e inaccesibles, pero que terminan afectando el comportamiento y los sentimientos de los individuos.

Así, a partir de la observación, el psicoanalista es capaz de identificar rastros de traumas, deseos o ideas que han sido reprimidos por el inconsciente del paciente y que, como consecuencia, causan trastornos del comportamiento y neurosis.

Formación de la inconsciencia

Aún así, de acuerdo con la Teoría del Psicoanálisis de Freud, el inconsciente humano se subdivide en tres elementos que ayudan a equilibrar y regular el comportamiento individual.

Id: donde se encuentran los instintos e impulsos relacionados con el placer, como los deseos inconscientemente carnales, materiales y sexuales.

Ego: caracteriza la personalidad de cada individuo, actuando como el equilibrio del Ídem (principios de los placeres inconscientes) y el superego (las reglas morales que limitan la extravagancia del Ídem).

Superego: monitoriza la mente humana, manteniéndola siempre alerta a los principios de la moralidad, evitando desviaciones exageradas hacia el Id.

Desarrollo psico-sexual

Uno de los puntos más controvertidos del estudio de Freud es que el psicoanalista afirma que la personalidad de los individuos está relacionada con su desarrollo sexual durante los primeros años de vida.

Para el psicoanálisis freudiano, el ser humano pasa por cinco fases para completar su proceso psico-sexual, si hay algún problema en el desarrollo de una de estas fases, el resultado puede aparecer en forma de futuros disturbios o neurosis durante la vida adulta.

  • Fase oral: durante el primer año de vida, el bebé se complace en estimular su boca, ya sea usando un chupete o llevando otros objetos hacia sus labios. Si esta fase no se supera correctamente, según la teoría de Freud, la persona puede desarrollar obsesiones como la gula, hablar demasiado y así sucesivamente.
  • Fase anal: entre el segundo y el tercer año de vida el niño está satisfecho con la expulsión o retención de sus heces. La excesiva fijación por la organización y la limpieza puede ser una de las consecuencias del mal desarrollo de esta frase.
  • Fase fálica: entre el cuarto y quinto año de vida, cuando el niño descubre su sexo y disfruta manejando su órgano sexual. Freud también explica que es en esta fase donde comienza el llamado “Complejo de Edipo”.

Aprende más sobre el significado del Complejo de Edipo.

  • Fase de latencia: del quinto al duodécimo año de vida, cuando se produce la construcción del pensamiento lógico y la supresión de los impulsos sexuales, haciendo que el individuo tenga más control sobre su vida psíquica.
  • Fase genital: a partir del duodécimo año de vida, cuando el individuo ya ha entrado en la adolescencia, intercambiando el interés de sí mismo por el de otras personas o cosas a su alrededor. En esta fase comienzan las conexiones y los deseos por otras personas, por actividades sociales y humanas, por ejemplo.

Psicoanálisis lacaniano

Se considera el “refinamiento” del método psicoanalítico desarrollado por Freud. El psicoanálisis lacaniano fue creado por Jacques Lacan (1901 – 1981), un psicoanalista francés que creía que su modelo psicoanalítico no era una ciencia, sino una “escuela”, en la que el paciente se dirige a identificar el núcleo de su ser.

A diferencia de los psicoanalistas postfreudianos, el Psicoanálisis de Lacan abogaba por un “retorno a Freud”, utilizando sus textos e ideas originales para formular una relectura actualizada.

A diferencia de las bases freudianas, centradas en el conocimiento de la física y la biología, el lacanismo se centra principalmente en la estructura del lenguaje y la lógica.

Psicoanálisis y Psicología

El psicoanálisis actúa de forma totalmente independiente en la psicología, siendo esta última una ciencia responsable de estudiar los procesos mentales y el comportamiento humano.

El psicoanálisis, por otra parte, consiste en un método específico de estudio terapéutico (psicoterapia), que se centra en la interpretación de los procesos de la psique a nivel del inconsciente humano, con la intención de tratar los trastornos mentales o las neurosis, por ejemplo.

Aprenda más sobre la Psicología y el Psicoanalista.

El profesional que se gradúa en psicología puede especializarse teóricamente en diferentes métodos de enfoque terapéutico, como el propio psicoanálisis, el conductismo y la gestalt.

Ver también: el significado de Conductismo y Gestalt.

Rate this post