Significado de los principios de la administración pública

      Comentarios desactivados en Significado de los principios de la administración pública

Los Principios de Administración Pública son un conjunto de normas fundamentales, establecidas por la Constitución Federal Brasileña, que condicionan la norma que deben seguir todas las organizaciones administrativas.

Los principios se establecen de conformidad con el artículo 37 de la Constitución Federal de 1988:

“La Administración Pública directa e indirecta de cualquiera de los Poderes de la Unión de Estados, del Distrito Federal y de los Municipios obedecerá a los principios de legalidad, impersonalidad, moralidad, publicidad y eficiencia”.

Estos principios están directamente relacionados con el área del Derecho Administrativo e influyen en las directrices que las instituciones, ya sean públicas o privadas, y sus gestores deben seguir para funcionar en términos legales. Los principios más importantes están representados por la sigla “LIMPE”. Lo son:

Principio de legalidad

Este es considerado uno de los principios más importantes para la Administración Pública. Se trata de las directrices básicas de conducta, que se traducen en el estricto cumplimiento de la ley por parte del administrador y de todos los agentes públicos, independientemente del cargo que ocupen.

Principio de Impersonalidad

Se trata de la igualdad de trato que la Administración debe dedicar a todos los administradores que se encuentran en una situación similar. Este principio también está relacionado con el principio de finalidad, que prevalece sobre los intereses públicos e iguales de las personas y los individuos.

Principio de moralidad

Este principio propone que el director actúe basado en la ética en la Administración, y que no sólo investigue los criterios de conveniencia, oportunidad y justicia en sus acciones, sino que también distinga lo que es honesto de lo que es deshonesto.

Principio de la publicidad

El propósito de este principio es indicar que los actos de la Administración Pública deben tener la más amplia difusión posible de sus resultados y acciones a sus gestores. Este mecanismo es importante porque permite controlar la legitimidad de la conducta de los agentes administrativos.

Principio de eficiencia

Este principio exige que todos los agentes públicos cumplan sus funciones con eficiencia, agilidad y perfección, para que sean más eficaces y eficientes para la Administración. Es el principio más moderno de la función administrativa, que exige resultados positivos para el servicio público y una atención satisfactoria a las necesidades de la comunidad y sus miembros.

Otros principios de la administración pública

Además de éstos, es importante señalar que también hay otros principios que no están explícitamente escritos en la ley, pero que actúan de manera complementaria a éstos, para el buen funcionamiento de las instituciones. Son estos:

Principio de motivación

Este principio establece que para cualquier acción administrativa, el funcionario público debe dar las razones que motivaron esa decisión para sus directivos. Se convierte en un requisito porque es un derecho del administrador y, sin su explicación, puede dar lugar a la posibilidad de desviación o abuso de poder por parte de los administradores.

Principio de Razonabilidad y Proporcionalidad

Aunque se utilizan como sinónimos, los principios de razonabilidad y proporcionalidad tienen algunas distinciones.

El principio de razonabilidad tiene por objeto impedir la práctica de actos que escapan a la razón y al equilibrio del “pensamiento común”, como las decisiones que sólo benefician a los más cercanos. La proporcionalidad, por otro lado, actúa como un parámetro para evaluar la adecuación y necesidad de una orden determinada.

Principio de interés público

También se llama Principio de Propósito, es lo que se refiere a los intereses colectivos de los administradores, es decir, que todos los servicios deben tener como finalidad los intereses generales, quedando prohibida la renuncia total o parcial a los poderes o a la jurisdicción, salvo autorización de la ley.

Es a través de estos principios que todas las personas que forman parte de la administración deben ser guiadas, en obediencia a la Constitución Brasileña. Pero es importante recordar que también hay otros principios que tienen leyes más específicas.

Véanse también los significados de Derecho Administrativo, Administración Pública, Servicio Público y Principios de proporcionalidad y razonabilidad.