Significado de la potenciación

      Comentarios desactivados en Significado de la potenciación

La habilitación es un concepto de la Administración de Empresas que significa “descentralización de poderes”, es decir, sugiere una mayor participación de los empleados en las actividades de la empresa dándoles más autonomía de decisión y responsabilidades.

El término potenciación puede tener una amplia gama de significados, interpretaciones, definiciones. La psicología y la filosofía también abordan el tema del empoderamiento, que también es muy común en la industria de la autoayuda y las ciencias de la motivación. En su forma literal, el término inglés empowerment significa “empoderamiento”, un neologismo que designa las relaciones de poder dentro de una sociedad. El empoderamiento como fenómeno sociológico suele estar relacionado con los miembros de grupos que son discriminados por su raza, religión o género. Se refiere a un aumento de la fuerza política y social de ese grupo o de un solo individuo discriminado mediante el fortalecimiento de sus propias capacidades. El empoderamiento se utiliza a menudo como metodología por el movimiento feminista.

En relación con la administración de empresas, la habilitación es un instrumento para hacer frente a la lentitud y la burocracia de una empresa. Para su aplicación en la empresa es necesario un amplio intercambio de información que permita una verdadera autonomía y una disminución de las normas jerárquicas y burocráticas.

El objetivo de la delegación de poderes es que los trabajadores más motivados participen en las decisiones de la empresa. Al sentir que tienen más responsabilidad, buscan soluciones y se vuelven más creativos porque sienten que están contribuyendo a la dirección de la empresa, y que realmente pertenecen a la organización.

También se estimula la confianza en sí mismo, la cooperación y la proactividad del trabajador. El entusiasmo por desarrollar el trabajo aumenta porque la dirección es vista de manera diferente, abierta a sugerencias, pero sin descuidar sus propias responsabilidades, porque siguen desempeñando el papel principal.

Empoderamiento del consumidor

Anteriormente, el empoderamiento sólo estaba relacionado con los empleados de una empresa. Pero los últimos años han dado poder a los consumidores, algunos de esos poderes:

  • Poder de elección – hay una creciente oferta de productos y una amplia información sobre ellos en Internet;
  • Poder de la opinión – hoy en día la opinión se transmite a una velocidad increíble a través de Internet;
  • Poder de influencia – ejercido sobre los productos y las campañas publicitarias, ya que las empresas suelen inspirarse en lo que los consumidores quieren;
  • poder de intervenir en la vida de las empresas – cuando un individuo en una empresa cumple el papel de consumidor-empleado.

Esta potenciación se produjo en parte gracias a las estrategias de marketing que tienen como objetivo satisfacer al consumidor dándole exactamente lo que quiere. Sin embargo, la herramienta que da más poder al consumidor hoy en día es sin duda la Internet a través de las redes sociales. La era digital ha hecho posible compartir opiniones a una velocidad fantástica. Hoy en día, la fama de un buen producto o de una buena campaña publicitaria se difunde de forma sorprendente a través de los diversos canales disponibles en Internet. Lo mismo ocurre con un mal producto o una mala campaña, y ahí es exactamente donde reside el poder del consumidor hoy en día.