Significado de la planificación estratégica

      Comentarios desactivados en Significado de la planificación estratégica

La planificación estratégica es un concepto común dentro de la gestión, lo que significa el acto de pensar y hacer planes de manera estratégica.

Se trata de un área de planificación empresarial, que facilita la gestión de una empresa. La planificación estratégica ayuda a definir los objetivos y las estrategias para lograr esos objetivos, siendo por lo tanto una parte crucial de la iniciativa empresarial.

La planificación estratégica significa utilizar los recursos disponibles de manera eficiente, aumentando la productividad de un individuo o una empresa. La gestión del tiempo es crucial para cualquier empresa, ya que es uno de los recursos más valiosos de los que disponemos. La gestión estratégica del riesgo también es un área importante para cualquier empresa.

La planificación financiera también puede incluirse en una forma de planificación estratégica. Es de gran importancia para la empresa, y se refiere a la previsión de ingresos y gastos, creando una estimación de los medios financieros que se necesitarán para el futuro y el mantenimiento de la empresa.

También existe la planificación estratégica personal, que es el acto de pensar en la vida personal de manera estratégica, identificando su misión y valores, junto con las metas y objetivos en el ámbito personal que el individuo se propone alcanzar.

Planificación Estratégica en Marketing

En el campo de la comercialización, la planificación estratégica ayuda a desarrollar estrategias y a resolver algunos problemas de la empresa. A menudo una empresa no puede crear y satisfacer las necesidades del mercado porque no planifica estratégicamente. Algunos problemas que pueden surgir en las empresas sin una planificación estratégica adecuada son: falta de posicionamiento, políticas de precios inadecuadas, fallos de comunicación, canales de distribución ineficientes, etc.

Planificación estratégica, táctica y operacional

Hay tres niveles de planificación: estratégico, táctico y operacional. En una empresa de éxito, estos tres niveles trabajan juntos y se producen en el siguiente orden: estrategia, táctica y operación.

La planificación estratégica tiene un largo alcance y es ejecutada por los altos directivos de la empresa, que determinan los objetivos dentro de un marco temporal (corto, medio o largo plazo).

La planificación táctica tiene un alcance medio en la empresa y consiste en pensar en cómo se pueden utilizar los medios o recursos disponibles para lograr un resultado favorable. Por lo general, esta planificación es una tarea de gestión, a menudo realizada por administradores.

La planificación operativa de corto alcance está directamente vinculada al área técnica de ejecución de un plan de acción particular.

Etapas de la planificación estratégica

Puede identificar las siguientes etapas de la planificación estratégica:

  1. Definición de los valores de la empresa, como la visión y la misión;
  2. Análisis del entorno externo, oportunidades y amenazas a la empresa;
  3. Análisis del entorno interno, más concretamente de los puntos fuertes y débiles de la empresa;
  4. Análisis del contexto actual de la empresa a través del análisis FODA – Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas;
  5. Definición de objetivos y metas, es decir, lo que la empresa pretende conseguir. Dónde y cuándo pretende llegar. Es importante saber cómo identificar el público objetivo de cada acción y cada objetivo.
  6. Formulación y aplicación de la estrategia, en la que se elige el plan para alcanzar las metas y objetivos previamente definidos. Al formular las estrategias, es importante comprobar los recursos disponibles para la aplicación de la estrategia y definir qué recursos se aplican mejor a la estrategia elegida.
  7. Obtención de retroalimentación y control, donde los responsables comprueban los resultados de la planificación estratégica.

También conocer cómo funciona la Técnica Pomodoro.