Peste negra

      Comentarios desactivados en Peste negra

La peste negra es una enfermedad transmitida por una bacteria. Fue una epidemia en parte de Europa durante la Edad Media, principalmente en el siglo XIV. Se estima que ha matado a millones de personas y se considera una de las grandes epidemias registradas en la historia del mundo.

La enfermedad, que también se llama peste bubónica, se transmite por la bacteria yersinia. El principal medio de transmisión es a través de la mordedura de las pulgas que viven en especies de ratas.

Historia de la Peste Negra

La enfermedad probablemente se originó en la región de Mongolia y llegó al continente europeo a través de Italia. Los primeros casos conocidos ocurrieron en Crimea en 1346. Durante este período, mongoles y genoveses estuvieron en batalla en la región de Caffa.

La mayor propagación de la plaga se debió al gran movimiento de barcos de la época, infectados con ratas contaminadas por la enfermedad.

El intenso flujo de barcos y la rápida contaminación y manifestación de síntomas (como manchas y ampollas en la piel) hicieron que la plaga se convirtiera en una epidemia en poco tiempo, extendiendo a gran parte de la población de la región. Las estimaciones muestran que aproximadamente un tercio de la población perdió la vida como resultado de la plaga.

En ese momento no se disponía de muchos conocimientos médicos sobre la enfermedad y sobre cómo contener su rápida propagación, lo que contribuyó a que se produjera un número tan elevado de víctimas.

El pintor renacentista Pieter Bruegel pintó “El triunfo de la muerte”. En la obra, retrató los tiempos difíciles experimentados durante la propagación de la plaga.

Tiempo después, cuando el movimiento marítimo ya se había reducido para detener el avance de la epidemia, la enfermedad ya se había propagado a varias ciudades y seguía extendiéndose y causando víctimas mortales.

La falta de información de la época dificultaba la comprensión de las causas y la fuerza de la propagación de la plaga y esto llevó a muchas personas a creer que la enfermedad era una especie de “castigo divino”.

La reducción de la plaga

Se desconocen con certeza las razones que llevaron a la disminución de los casos de la enfermedad a mediados de 1353. Se cree que se debe al gran número de muertes y al hábito de aislar a los enfermos. Estas medidas pueden haber obstaculizado la transmisión de la bacteria causante de la enfermedad;

Sin embargo, la enfermedad no ha desaparecido por completo. En los años siguientes, en menor medida, se siguieron registrando nuevos brotes de epidemias de peste negra en algunas regiones de Europa.

Lea más sobre la Edad Media.

Los médicos de la peste negra

Los médicos que trataron a los pacientes infectados con la peste negra se conocieron como médicos de la peste. Las ciudades que se vieron fuertemente afectadas por la epidemia contrataron a médicos – a menudo inexpertos – para satisfacer la demanda de estos lugares.

Debido a la rápida manifestación y al empeoramiento de los síntomas de la enfermedad, en la mayoría de los casos, a pesar de la atención médica, las víctimas no pudieron resistir la plaga.

Un hecho curioso es que, para evitar la contaminación en sí, los médicos de la plaga usaron una máscara similar al pico de un pájaro. Contenía una mezcla de hierbas aromáticas para evitar la contaminación.

Pero el uso de la máscara no fue muy eficiente ya que más tarde se descubrió que la transmisión de la plaga se producía por picadura de pulga y no por el aire.

peste negraDoctor de la peste negra.

Además de la máscara, los médicos también usaban ropa especial con gafas, capa, botas, gorro y guantes.

Características de la peste negra

Las principales características de la peste negra son:

  • fue un brote que afectó a gran parte de Europa durante el siglo XIV,
  • es considerada la primera gran epidemia del mundo,
  • se creía que la transmisión se producía a través de las pulgas (que transmitían la enfermedad a los humanos) y las ratas (que llevaban la bacteria),
  • los síntomas más comunes fueron: fiebre, vómitos y cambio en el tamaño de los ganglios,
  • la enfermedad se propagó rápidamente,
  • al menos 25 millones de personas murieron por la enfermedad en ese momento.

Peste negra en Brasil

En Brasil, los casos de peste negra son raros en los últimos años. La última contaminación por la enfermedad se registró en 2015 en el estado de Ceará.

No hay datos exactos sobre la llegada de la enfermedad al país, pero los primeros registros probablemente tuvieron lugar en 1899, primero en la ciudad de Santos y luego en Río de Janeiro.

Unos años más tarde, en 1904, el médico Oswaldo Cruz llevó a cabo una campaña para combatir la plaga, motivado por el acercamiento de la enfermedad, que ya había llegado a territorio paraguayo cinco años antes.

Durante la campaña, además de las medidas de tratamiento para los infectados, se anunciaron también medidas apropiadas para prevenir la aparición de nuevos casos.

En el país se estudiaron las tres principales teorías que podrían explicar la aparición de la enfermedad: por la contaminación del agua y los alimentos, por el contacto directo con personas enfermas y objetos contaminados o por el aire contaminado.

¿Aún existe la peste negra?

Contrariamente a lo que mucha gente puede pensar, la peste negra todavía existe. Por supuesto, la enfermedad ya no se propaga de la misma manera que en la Edad Media, pero con el tiempo todavía hay casos de contaminación.

La transmisión de la enfermedad puede ocurrir de dos maneras: por la picadura de pulgas infectadas por la bacteria o por la tos.

¿Cuáles son los síntomas de la peste negra?

Los principales síntomas de la contaminación pueden ser:

  • fiebre,
  • dolor de cabeza,
  • dolores en el cuerpo,
  • náuseas,
  • vómito,
  • falta de apetito,
  • ganglios hinchados.

Ver también el significado de la epidemia.