Significado del pensamiento de diseño

      Comentarios desactivados en Significado del pensamiento de diseño

El pensamiento de diseño es un enfoque práctico-creativo que tiene por objeto resolver problemas en varias esferas comerciales, principalmente en el desarrollo de productos y servicios, actuando sobre la base de la colectividad de colaboración en el desarrollo de proyectos.

La principal propuesta de este modelo de desarrollo creativo es encontrar respuestas revolucionarias o innovadoras a los problemas identificados, centrándose en las necesidades reales del mercado.

La definición del concepto de pensamiento de diseño fue creada por Rolf Faste, profesor de la Universidad de Stanford en los Estados Unidos. Sin embargo, la idea fue popularizada por David M. Kelley, fundador de IDEO, una de las mayores empresas de diseño e innovación de la actualidad.

A diferencia de otros métodos, el pensamiento de diseño no se basa en datos estadísticos y matemáticos en su proceso, sino en observaciones empíricas y en el contacto directo con el cliente y los demás profesionales responsables de cada etapa del desarrollo del proyecto. En resumen, el pensamiento de diseño puede considerarse un método más “humano” que otros.

Procesos de Diseño y Pensamiento

No hay una fórmula estática y preparada de los procesos de pensamiento de diseño, ya que este enfoque debe ser pensado de una manera no lineal. Pero hay algunos pasos que suelen ser esenciales para el diseño y desarrollo del proyecto.

  • Inmersión: consiste en la identificación y comprensión del problema, a través de diferentes modos de observación (entrevistas cara a cara, por ejemplo) e investigación a fondo del tema encontrado.
  • Análisis y síntesis: después de identificar el problema, es necesario organizar y analizar toda la información obtenida durante la fase de inmersión. En esta etapa, también se desarrollan desafíos para resolver el problema, ayudando a crear una mejor comprensión del mismo.
  • Ideación: después de definir los objetivos, en esta etapa el grupo debe organizar una lluvia de ideas para generar y debatir ideas innovadoras para la solución de los problemas. El objetivo principal es encontrar oportunidades y posibilidades para crear nuevas formas de resolver los desafíos impuestos.
  • Prototipos: en esta etapa, las ideas abstractas se realizan. Materialización y validación de todo el contenido, a través de varias pruebas. Si los resultados son productivos, rentables y pueden resolver los problemas y desafíos propuestos inicialmente, el producto pasa a la etapa de desarrollo.

Aprende más sobre el significado de la Lluvia de Ideas.

Pero, aunque esté terminado, el producto nunca deja de estarlo, ya que permanece en un estado de constante mejora y evolución, en función de las observaciones y las necesidades cambiantes de los destinatarios, por ejemplo.

Vale la pena recordar que, aunque hay algunos pasos básicos que deben ser cumplidos para obtener el resultado, no hay un orden jerárquico entre ellos, haciendo que el diseño del pensamiento no esté atado al cumplimiento de una secuencia de acciones preestablecidas.