Significado de Oveja Negra

      Comentarios desactivados en Significado de Oveja Negra

Oveja negra es una expresión popular utilizada para representar la peculiaridad de una persona que es diferente de las demás, es decir, que está fuera de las normas consideradas normales por su grupo social.

En general, la “oveja negra” se utiliza en sentido peyorativo, como alguien que es diferente, pero desde un punto de vista negativo, porque no se ajusta a las normas aceptadas por la sociedad en la que vive, ya sea porque tiene un comportamiento inmoral o poco ético.

Es muy común utilizar la expresión “ovejas negras de la familia” cuando el comportamiento y la personalidad de un determinado miembro de la familia no se ajustan a los valores impuestos por su familia.

En este caso, esta persona suele ser vista con malos ojos delante de los miembros de la familia, ya que consideran que es un individuo conocido por adoptar actitudes moralmente erróneas y equivocadas, en comparación con los valores que prevalecen en ese grupo familiar.

Algunas personas consideran que esta expresión es errónea, porque también se utiliza para designar a los individuos con personalidades fuertes, aquellos que quieren atreverse y ser diferentes de los demás, una acción que no puede ser interpretada como algo negativo.

Hoy en día, ser considerado una oveja negra también puede ser un cumplido, porque significa que la persona tiene actitud, es audaz y no le teme a las aventuras. Obviamente, en este caso la “oveja negra” no es conocida por tener comportamientos inmorales o poco éticos, sino por tener una personalidad notable.

Origen de la expresión “Oveja Negra”

La mayoría de las ovejas son blancas y claras, pero a veces las mutaciones genéticas son las responsables de que nazcan con un pelaje negro, destacándose de las demás.

Es precisamente de esta disparidad que ha surgido la expresión. Según las historias de los pastores, normalmente la oveja que nacía negra era la que no acompañaba a los demás animales, era más difícil cuidarla y tratarla.

A pesar de que el pastor los cuidaba tan bien a todos, a menudo no podía evitar que ella fuera diferente, por lo que la llamaban “oveja negra”.

Por lo tanto, los pastores y agricultores siempre prefirieron las ovejas blancas porque la lana blanca se podía teñir y el animal tenía un mayor valor de mercado.

Para saber más sobre el significado de otras expresiones populares, haz clic aquí.