Significado de la movilidad social

      Comentarios desactivados en Significado de la movilidad social

Por movilidad social se entiende el fenómeno por el cual un individuo (o un grupo) que pertenece a una determinada posición social se desplaza a otra, según el sistema de estratificación social.

Hay dos tipos de movilidad social: horizontal y vertical.

Movilidad social horizontal: hay un cambio de posición causado por factores generacionales o profesionales, pero no implica un cambio de clase social. La movilidad ocurre dentro de la misma clase. Por ejemplo, el caso de un trabajador que emigra del interior a la capital. Su posición social puede cambiar, pero el nivel de ingresos no cambia mucho y, por lo tanto, permanece dentro de la misma clase social.

Movilidad social vertical: hay un cambio de clase social que puede ocurrir hacia arriba (de una clase baja a una clase alta) o hacia abajo (de una clase alta a una clase baja).

La movilidad social es un concepto estudiado por la sociología, que indica la posibilidad de que un individuo ascienda en una clase social. Algunos autores afirman que una sociedad estratificada es aquella en la que no hay movilidad social. En una sociedad estructurada de esta manera, un individuo determinado mantiene su clase social independientemente de las circunstancias.

Movilidad social en Brasil

La movilidad social en Brasil ha crecido rápidamente en las últimas décadas y, según los datos del IBGE, de 1970 a 2000, aumentó hasta el 63%. Sin embargo, no se puede decir que la movilidad social sea sinónimo de igualdad social. La sensación que suele existir en Brasil es que la clase media está desapareciendo, mientras que las clases altas y bajas están creciendo. El gran problema en Brasil es que la gran mayoría de la población está en la “escala” social, mientras que un pequeño porcentaje está en la “escala” social.

El mercado laboral actual exige trabajadores más cualificados, lo que implica una educación de mayor calidad y más especializada. La falta de cualificación de los trabajadores actúa como un freno a la movilidad social, porque las personas poco cualificadas están desempleadas o no pueden conseguir trabajos que les permitan alcanzar una clase social más alta. Así pues, la inversión en la educación y el enriquecimiento profesional de la población es un factor esencial para fomentar la movilidad social y reducir la desigualdad actual.