Significado del Manifiesto Comunista

      Comentarios desactivados en Significado del Manifiesto Comunista

El Manifiesto Comunista o Manifiesto del Partido Comunista es un documento escrito por Karl Marx y Friedrich Engels, fundadores del Socialismo Científico, y publicado el 21 de febrero de 1848 para guiar la acción de los trabajadores durante el surgimiento de los movimientos obreros.

Escrito en forma de panfleto, el documento tenía como objetivo definir y dar a conocer los propósitos de la Liga de los Comunistas y llamar a la unión de todos los trabajadores del mundo.

Según los autores, la historia es una secuencia de conflictos entre las clases trabajadoras que no tienen posesiones y las clases explotadoras que tienen medios de producción.

manifesto_com_resized_1

Portada original del Manifiesto Comunista

El Manifiesto tenía como uno de sus principales objetivos la conciencia de los trabajadores del poder que tendrían si unían sus fuerzas.

Antecedentes históricos del Manifiesto Comunista

En el siglo XIX, Europa atravesaba un período de intensas revoluciones, lo que se reflejó en los ideales de la población, especialmente de los trabajadores, que comenzaron a reflexionar sobre sus derechos.

Karl Marx y Friedrich Engels fueron pensadores que cuestionaron, entre otras cosas, la ideología de la burguesía. Al mismo tiempo, los trabajadores se reunían en grupos para discutir los problemas de su propia clase, como la miseria.

marx_engels_statue_Estatuas de Karl Marx y Friedrich Engels, Berlín, Alemania

Los dos fortalecieron las relaciones con la entonces llamada Liga de los Justos, un sindicato de trabajadores creado por artesanos alemanes que vivían en Inglaterra.

Posteriormente, la Liga entró en crisis principalmente porque no tenía sus ideales definidos y porque tenía conceptos muy alejados de la realidad de los trabajadores en Inglaterra.

Karl Marx y Friedrich Engels se unieron a la Liga, la rebautizaron como Liga Comunista y reorganizaron los conceptos de esta unión de trabajadores de acuerdo con los ideales del comunismo.

En el primer congreso de la nueva Liga, celebrado en 1847, surgió la necesidad de un documento que orientara a los trabajadores principalmente en cuanto a sus derechos.

Fue sobre esta base que se escribió el Manifiesto.

Resumen por capítulo

Para ser accesible a los lectores, el Manifiesto Comunista fue escrito en un lenguaje claro y simple.

Su estructura se simplificó bien, consistiendo en una breve introducción, tres capítulos y una conclusión. Veamos un poco más lo que cubre cada capítulo:

Capítulo 1

Trata comparativamente la realidad de la burguesía y el proletariado, enfatizando las diferencias entre ellos y describiendo la evolución de cada una de las dos clases. Presenta críticas al capitalismo y llama la atención sobre el hecho de que los menos favorecidos vivían excluidos, al margen de la sociedad.

Capítulo 2

Aborda la relación entre el proletariado y los partidos, y los puntos en común entre ellos, destacando la caída de la superioridad de la burguesía y el crecimiento del poder en manos de los trabajadores.

Capítulo 3

El tercer y último capítulo del Manifiesto habla del régimen socialista y del régimen comunista y critica el socialismo reaccionario (ideal burgués que defiende el mantenimiento de la producción y el intercambio), el socialismo conservador (que defiende una reforma en lugar de una revolución) y el socialismo crítico-utópico (que apunta al cambio a través del ejemplo y no a las luchas políticas).

¿Cuál fue el impacto del Manifiesto Comunista?

La idea central del documento era mostrar a los trabajadores que lo que les impedía tener una vida decente eran las relaciones de subordinación impuestas por sus respectivos empleadores.

Karl Marx y Friedrich Engels defendieron la idea de que los trabajadores no estaban obligados a vivir como prisioneros de la ideología burguesa. En el folleto se acusaba al Estado liberal de fracasos y los trabajadores pedían una gran revolución para sus derechos. Poco después de que se escribiera el documento, tuvo lugar la Revolución Francesa de 1848, también conocida como la Revolución de Febrero.

Uno de los grandes logros del Manifiesto Comunista fue la reducción de la carga de trabajo de doce a diez horas diarias.

A lo largo de los años, el folleto ha adquirido una importancia mundial y ahora se traduce a varios idiomas.

Ver también:

  • Socialismo científico
  • Comunismo
  • Comunismo y Socialismo
  • Características del comunismo