Significado de la jurisdicción

      Comentarios desactivados en Significado de la jurisdicción

La jurisdicción es la facultad que tiene el Estado de aplicar la ley a un caso determinado, con el fin de resolver los conflictos de intereses y salvaguardar así el ordenamiento jurídico y la autoridad de la ley.

En el sentido coloquial, la jurisdicción es el ámbito territorial (municipio, estado, región o país) sobre el que una determinada autoridad o tribunal ejerce esta facultad.

Por lo general, la jurisdicción corresponde únicamente a los órganos de la judicatura, pero ya se acepta la idea de que otros órganos también ejercen la función, siempre que exista una autorización constitucional.

La jurisdicción es la facultad otorgada a una autoridad para hacer cumplir una determinada categoría de leyes y castigar a quienes las infrinjan en una zona predefinida. Es la capacidad legalmente establecida para hacer cumplir la ley y conocer las infracciones cometidas contra la ley, estableciendo los castigos correspondientes.

El tema de la jurisdicción es objeto de estudio del derecho constitucional, el derecho internacional privado, el derecho procesal, el derecho administrativo, entre otros. En el derecho administrativo existe también la jurisdicción administrativa, que es el límite de la competencia administrativa de un organismo público.

La jurisdicción se destaca como garantía de la existencia del Estado Democrático de Derecho, de la permanencia y mantenimiento del ordenamiento jurídico y de la respetabilidad de la Constitución Federal en cuanto a la obediencia a sus principios, valores y voluntades.

La jurisdicción actúa a través de los jueces de la ley y los tribunales regularmente investidos, la jurisdicción es la actividad del juez, cuando aplica la ley, en un proceso regular, a través de la provocación de alguien que ejerce el derecho de acción.

En el ámbito religioso, la jurisdicción es la competencia otorgada a un clérigo para ejercer sus órdenes en una diócesis determinada.

En el sentido figurado de la palabra jurisdicción, significa influencia o poder.

Ejemplo: “No pude resolver el conflicto entre los dos porque no era parte de mi jurisdicción”.

Etimológicamente, el término jurisdicción proviene del latín “juris” y “dicere”, que significa “decir derecho”.

Principios y características de la jurisdicción

Algunas de las principales características de la jurisdicción son: imparcialidad, monopolio estatal, litigios, sustituibilidad, definitividad y unidad.

Los principios que rigen la jurisdicción son los siguientes: inviolabilidad, inexpugnabilidad, investidura, correlación, indelegabilidad e inercia.

Litigios y jurisdicción voluntaria

La jurisdicción contenciosa se conoce como el modelo tradicional y verdadero de la función estatal, mientras que la “jurisdicción voluntaria” se ocupa de cuestiones de administración pública de los derechos privados.

Según la mayoría de los expertos en la materia, la jurisdicción voluntaria no puede considerarse una jurisdicción de facto debido a la ausencia de algunas de las características esenciales de esta facultad, como por ejemplo, la definitividad de una decisión.

Jurisdicción y competencia

Mucha gente confunde los conceptos de jurisdicción y competencia como sinónimos; sin embargo, hay algunas diferencias importantes entre ambas definiciones.

La jurisdicción consiste en un poder que pertenece al Estado, encargado de dictar las leyes y aplicarlas con el efecto de resolver los conflictos.

La jurisdicción, por otra parte, se ocupa precisamente de la delimitación del poder de la jurisdicción, que se define a través de los nomas constitucionales.

Aprende más sobre el significado de la competencia.