Significado de Jerusalén

      Comentarios desactivados en Significado de Jerusalén

Jerusalén es un antiguo centro urbano, lleno de historia y tradición religiosa. Representa el lugar sagrado para los judíos, cristianos y musulmanes.

A lo largo de los siglos, perteneció a los babilonios, persas, griegos y romanos. Durante siglos estuvo en poder de los musulmanes. A menudo fue conquistada, destruida y reconstruida de nuevo.

Jerusalén, en hebreo Yerushalayim, se deriva de la palabra Yir$0027a, que significa temor de Dios, más la palabra Shalem, que significa perfección. Es la capital de Israel, (declarada, pero no reconocida por la comunidad internacional). Se encuentra en las montañas, en el centro de Israel, a 60 km al este de Tel Aviv y del Mar Mediterráneo.

Jerusalén es sagrada para los judíos desde que el Rey David decidió conquistar la Fortaleza de Jerusalén, situada en la montaña central de Palestina, que durante siglos había estado en manos de la tribu cananea de los jebuseos. En el año 1000 a.C., la tomó y la transformó en la capital del Reino de Judá.

Para los cristianos, Jerusalén es sagrada por el pasaje de Jesús, como se informa en los Evangelios Canónicos del Nuevo Testamento, escritos por los discípulos Juan, Lucas, Marcos y Mateo.

Durante siglos, Jerusalén estuvo en manos de los musulmanes, que prohibieron las peregrinaciones religiosas. En 638 Jerusalén fue declarada la tercera ciudad más sagrada del Islam, después de La Meca y Medina. En 1517, Jerusalén cayó bajo el dominio turco otomano, que permaneció bajo control hasta 1917.

En Jerusalén hay importantes puntos religiosos, entre ellos, la Explanada de las Mezquitas, conocida por judíos y cristianos como el Monte del Templo, en referencia al antiguo templo, y llamada el Noble Santuario por los musulmanes.

El Muro de los Lamentos es un lugar sagrado en Jerusalén, visitado por peregrinos de todo el mundo. Es todo lo que queda del Templo de Salomón, el centro del culto religioso y la vida espiritual en Jerusalén.

El Santo Sepulcro es el lugar donde se construye la Basílica del Santo Sepulcro y en su interior, según la tradición cristiana, está el lugar donde Jesús fue crucificado y el lugar donde fue enterrado y resucitó.