Significado de la intraempresa

      Comentarios desactivados en Significado de la intraempresa

El intraemprendimiento es una modalidad de la iniciativa empresarial que consiste en la práctica de que los empleados tengan la capacidad de actuar como propietarios de la empresa, ayudando sobre todo a impulsar la creación de ideas dentro de las organizaciones, aunque sea de manera indirecta.

El término es una versión portuguesa de la expresión intrapreneur, que significa empresario interno, es decir, emprendedor dentro de los límites de una organización ya establecida. Fue utilizado por primera vez en 1985 por Gifford Pinchot III.

Esta práctica es cada vez más común en las empresas e instituciones, ya que permite a los profesionales analizar los escenarios, crear ideas, innovar y buscar nuevas oportunidades y alternativas para que la organización funcione siempre mejor.

Además de este beneficio para el buen desempeño de las empresas, la práctica de la intraempresa es también muy positiva para los empleados. Los profesionales con este perfil son siempre más valorados por las organizaciones, precisamente porque añaden valor al trabajo realizado. Este modelo de empleado se llama intra-empresario.

Características del intraemprendimiento

Dado que es una práctica realizada por los empleados de la empresa, las características del intraemprendimiento reflejan de alguna manera las actitudes de este profesional hacia la organización.

Cuando el empleado está siempre en busca de novedades para la empresa, sin temor a los riesgos que pueda tener para generar una idea y compartirla con sus superiores, siempre busca estar enfocado en la mejora continua del sector para el que trabaja o incluso para la organización en su conjunto, podemos decir que estas son también algunas de las características del intraemprendimiento.

Es posible destacar otras características que compiten con las de quienes practican el intraemprendimiento, tales como

  • Pasión por lo que haces;
  • Atención a las nuevas ideas;
  • Creatividad y audacia;
  • Descubrimiento de nuevas oportunidades;
  • Persistencia y dedicación;
  • Confianza en sí mismo;
  • Proactividad.

Además de estas características, es fundamental que el empleado que practique la intraempresa tenga el espíritu empresarial.

Véase también el significado de la iniciativa empresarial.