Significado de la inseminación artificial

      Comentarios desactivados en Significado de la inseminación artificial

La inseminación artificial es la fecundación del óvulo (gameto femenino) sin copulación con el varón, que se produce mediante la recolección, manipulación, introducción y colocación de semen en el tracto genital de la hembra, con la técnica e instrumentos adecuados, con el fin de lograr la fecundación.

Hay varios tipos de inseminación artificial:

  • Inseminación artificial intracervical: los espermatozoides se depositan directamente en el cuello del útero, reproduciendo las condiciones fisiológicas de las relaciones sexuales;
  • Inseminación artificial intrauterina: inyección de espermatozoides directamente en el útero después de inducir la ovulación en la mujer, lo que aumenta considerablemente las posibilidades de fecundar allí el óvulo;
  • Inseminación artificial Intratubaria: introducción de espermatozoides en la trompa de Falopio;
  • Inseminación artificial intraperitoneal: consiste en la inyección de semen en la cavidad abdominal de la mujer, no siendo muy utilizada porque requiere un número muy elevado de espermatozoides para lograr la fecundación;
  • Inseminación artificial intrafolicular: inyección de esperma directamente en el folículo ovulatorio.

La diferencia entre los diferentes tipos de inseminación es el lugar donde se depositan los espermatozoides namulfer, siendo la inseminación artificial intrauterina la más utilizada en los humanos.

La inseminación artificial también se conoce como técnica de reproducción asistida, aunque este último término se utiliza poco en el caso del ganado.

Se cree que la inseminación artificial comenzó en 1332, en caballos, por los árabes. En 1779 se realizó la primera inseminación artificial, cuando Lázaro Spallanzani, un monje italiano, demostró que era posible fecundar una hembra sin contacto directo con el macho, recogiendo el semen de un perro y aplicándolo a una hembra en celo, que generó y dio a luz 3 cachorros.