Significado de la homeostasis

      Comentarios desactivados en Significado de la homeostasis

La homeostasis (u homeostasis) es la tendencia de algunos organismos a equilibrar y conservar los elementos fisiológicos y el metabolismo a través de algunos mecanismos de regulación.

Se considera que un organismo está en homeostasis cuando las sustancias químicas están en concentraciones adecuadas, la temperatura es estable y la presión es apropiada.

Este fenómeno fue descrito por primera vez por el fisiólogo francés Claude Bernard y más tarde estudiado más profundamente por el fisiólogo americano Walter Cannon.

Importante en el campo de la biología, la homeostasis consiste en el proceso de regulación a través del cual un organismo logra mantener su equilibrio. La homeostasis se caracteriza por su estabilidad y también por su imprevisibilidad, porque una acción puede tener un efecto opuesto al esperado.

En el cuerpo humano se pueden identificar varios tipos diferentes de homeostasis. La homeostasis del agua, u osmorregulación, ocurre en los riñones y significa la regulación del agua dentro del cuerpo. La homeostasis hecha por el hígado y el páncreas (segregación de insulina) sirve para regular los niveles de glucosa en la sangre.

La homeostasis térmica es una forma de equilibrio y control de la temperatura del cuerpo humano que se realiza a través de la piel y la circulación de la sangre. El entorno exterior, al someter al cuerpo a temperaturas más bajas, obliga a algunos cambios.

En este caso, el cuerpo utiliza más energía para mantener la temperatura y en situaciones extremas el cuerpo envía más sangre a la región de los órganos vitales, y los brazos y las piernas, por ser menos importantes, están más dañados.

La homeostasis psicológica consiste en el equilibrio entre las necesidades de un individuo y el suministro de esas necesidades. Así, cuando estas necesidades no son suplidas, se produce una inestabilidad interna, que se resuelve con cambios de comportamiento, culminando en la satisfacción de estas necesidades.

En algunas ocasiones este término también se utiliza para describir un sistema que permite mantener la estabilidad de un entorno interno, como una empresa.