Significado de la historia

      Comentarios desactivados en Significado de la historia

El cuento es un género textual marcado por una narrativa corta, escrita en prosa y menos compleja que las novelas.

El origen de las historias está relacionado con la tradición de contar historias verbalmente. Cuando se transcriben, estas mismas historias (que generalmente siguen una sola trama) dan como resultado una narración concisa que puede ser leída en muy poco tiempo.

El término cuento puede traducirse al inglés como “tale”, un tipo de texto corto que aborda necesariamente temas épicos, folclóricos o de fantasía. Por esta razón, el concepto de la historia corta ha permanecido por mucho tiempo relacionado con estos temas.

Con la aparición de nuevas técnicas y estilos de escritura, el término ha adquirido un significado más amplio que puede expresarse en inglés como “short story”, un texto cuyas únicas características obligatorias son la longitud corta y la escritura en prosa.

Aprende más sobre el romance.

Características del cuento

La variedad literaria actual permite que un cuento se presente de varias maneras. Como ya se ha dicho, las únicas características absolutas del estilo son la escritura en prosa y la narración corta, por lo que una historia corta puede seguir cualquier género o estructura sin que esto implique en su clasificación.

Sin embargo, como consecuencia natural de la corta narración, los relatos presentan algunos elementos que, independientemente del género y la estructura elegidos por el autor, acaban siendo recurrentes:

  • Una sola trama: a diferencia de las novelas, las historias cortas tienden a centrarse en una trama que no se desarrolla en tramas más pequeñas. A menudo la historia gira en torno a una sola situación.
  • Simplicidad: debido a la singularidad del argumento, las historias no suelen requerir una gran interpretación por parte del lector.
  • Corto tiempo: los cuentos cortos suelen tener tramas que no se extienden por largos períodos. Es común, por ejemplo, que la historia pase en un solo día.
  • Comienzo cerca del final: normalmente los cuentos no dedican tiempo a presentar el entorno y los personajes, por lo que la historia comienza cerca del clímax y del final.
  • Pocos personajes: al ser más objetivos, los relatos cortos suelen presentar un número muy reducido de personajes.
  • Final repentino: en los cuentos, es normal que el final ocurra inmediatamente después del clímax. Por lo tanto, no hay ninguna etapa de la historia en la que podamos seguir las consecuencias de la resolución del conflicto.
  • Objetivo único: al no tener desdoblamientos, el relato busca provocar en el lector un sentimiento único (alegría, indignación, melancolía, etc.) o simplemente contar una historia.

Estas características hacen que el cuento sea el género textual perfecto para el contenido dirigido a los niños, especialmente los cuentos de hadas. Vale la pena aclarar que estos elementos no son obligatorios y la ausencia de uno o más de ellos no descalifica el texto como un cuento de hadas.

Ejemplo de cuento corto

El siguiente relato se llama “La verdad también se pone de moda”, del escritor José Cândido de Carvalho, y reúne todos los elementos mencionados anteriormente.

“Cuando el diputado Nonô Pestana llegó a Pipeiras fue ese zunzum, ese malestar. El diputado vino arrastrando una enorme palma. Fue con gran orgullo que Nonô dijo que mostrando el instrumento de trabajo:

– ¡No tienes este asunto de la confesión espontánea conmigo! Conmigo todos entran en el instrumental. Es la única manera de que la autoridad sepa si el sujeto es criminal o inocente.
Y bueno, Nonô no se había arremangado y apareció un retinto, diciendo que había dado muerte por desmembramiento a un tal Chico Cabeção. Así que confesó estar arrepentido y listo para purgar el crimen de su arado en las mallas de la ley:

– Maté y enterré a Chico Cabeção en mi patio trasero.
De hecho, el carnicero de allí estaba muerto por la zarza de no volver a ser Chico Cabeção. Fue cuando el delegado, dentro de sus justos principios, superó al confesor con un valiente e inteligente aplauso. Y el pequeño fue tan atrapado que terminó confesándolo todo. Juró sobre sus manos que era un mentiroso y un farsante. Que alguien más había masacrado a Chico Cabeção. Y Nono estaba orgulloso.
– Eso es lo que digo y pruebo. No hay forma de que un sospechoso pueda decir la verdad. Si no me encargo de este corredor, el diputado Nonô Pestana, que soy yo, enviaría a un pobre inocente a la cárcel durante treinta años.
Y liberó al hombre”.

Vea más ejemplos de historias cortas.

Historias y crónicas

Las historias y las crónicas son modelos literarios muy similares. Ambos son textos cortos, escritos en prosa y sin género y estructura específicos. La diferencia entre los dos está en el contenido del texto.

Mientras que el objetivo de las historias cortas es sólo contar una historia corta, ficticia o no, las crónicas suelen transmitir una reflexión crítica o una enseñanza aplicable a la vida cotidiana. Para lograr este objetivo, la crónica puede tomar la forma de una historia lineal (con principio, medio y final) o incluso ser un conjunto de ideas no conectadas por una trama.

Lea más sobre las crónicas.