El significado de la frase El hombre es la medida de todas las cosas

      Comentarios desactivados en El significado de la frase El hombre es la medida de todas las cosas

El hombre es la medida de todas las cosas es un extracto de una conocida frase del sofista griego Protágoras, que expresa la noción de relativismo, de que cada persona entiende algo a su manera.

La frase en su totalidad es: “El hombre es la medida de todas las cosas, de las cosas que son, mientras que son, de las cosas que no son, mientras que no son.”

Esta frase se basa en la teoría del filósofo Heráclito que describió el incesante flujo de la realidad, revelando que el conocimiento puede ser alterado gracias a las cambiantes circunstancias de la percepción humana.

Basándose en la filosofía, es posible establecer una relación entre esta frase de Protágoras y la concepción de la verdad de los sofistas. Esta frase encaja con las doctrinas sofistas, que defienden el relativismo y la subjetividad, es decir, cada persona construye su propia verdad. Lo que es cierto para una persona puede no serlo para otra.

Se puede afirmar que Protágoras fue el precursor del relativismo existencial presente en autores como Luigi Pirandello.

Esta frase se oponía a la filosofía de Sócrates, que defendía la verdad absoluta y las verdades de valor universal. Sócrates fue muy crítico con el sofisma, ya que utilizó la retórica y el relativismo como instrumentos para lograr objetivos particulares. Los sofistas cobraban a sus estudiantes dinero por enseñar técnicas de discurso para que pudieran persuadir a sus oyentes.

Esta frase es considerada por muchos como la máxima o axioma de un estudiante de segundo año.

¿Sabes lo que es un axioma? Averigua más aquí.

Interpretación de la frase El hombre es la medida de todas las cosas

Una posible explicación para esta frase es que el hombre tiene el poder de determinar el valor o el significado de las cosas, creando su propia realidad.

Por ejemplo:

Dos personas viven en países diferentes, una en Brasil y otra en Portugal. Ambos tienen que hacer un viaje de 500 km. Para la persona que vive en Brasil (que es un país más grande en tamaño), 500 km. pueden no ser un viaje largo. Sin embargo, para la persona que vive en Portugal (que es más pequeña en tamaño), 500 km pueden ser considerados como un viaje largo.

Vemos así que la misma distancia tiene percepciones diferentes para las dos personas, es decir, puede ser un concepto relativo dependiendo de la realidad de las personas.