Significado del estado teocrático

      Comentarios desactivados en Significado del estado teocrático

El estado teocrático es un país o nación que tiene un sistema de gobierno que se somete a las normas de una religión en particular. Las reglas que generan las acciones políticas, legales, morales y éticas, además de la fuerza policial de este modelo de gobierno se basan en doctrinas religiosas.

A los estados teocráticos se les puede atribuir los conceptos de los estados confesionales, es decir, que al igual que la teocracia, tienen una religión oficial o favorecen a un grupo religioso por encima de otras doctrinas que puedan existir en la misma sociedad. El privilegio puede ser económico, político o incluso judicial.

Etimológicamente, el concepto de teocracia (que forma el estado teocrático) surgió del griego, donde teo significa “dios” y cracia significa “gobierno”, es decir, teocracia significa “gobierno de Dios” o “gobierno divino”.

En la mayoría de los estados teocráticos, los representantes están directa o indirectamente vinculados al clero (iglesia o doctrina religiosa), siendo considerados “portavoces” del dios o dioses que “gobiernan” y “protegen” esa nación.

En las civilizaciones antiguas, por ejemplo, los gobernantes de los estados teocráticos incluso se declaraban descendientes directos de los dioses, como era el caso en el antiguo Egipto. Los egipcios adoraban a sus faraones como si fueran verdaderas deidades, porque se creía que los gobernantes eran hijos del gran dios Amón-Ra, por lo tanto, también tenían “sangre divina” corriendo por sus venas.

El faraón, como la figura de un dios viviente, era constantemente cortejado por sus súbditos, que deseaban su felicidad personal, porque temían que al desagradar al faraón, irritarían al mismo Amón-Ra.

Actualmente, entre los estados teocráticos existentes en el mundo se encuentra el Vaticano, que está representado por la Iglesia Católica; Irán, que funciona sobre la base de la República Islámica; e Israel, que sigue las doctrinas de un Estado judío.

Estado teocrático y estado secular

A diferencia de los estados seculares o laicos, el estado teocrático tiene una religión oficial, y cualquier otra manifestación pública o culto que no pertenezca a la doctrina seguida por el país está prohibida.

El estado secular, por su parte, no prohíbe ni oficializa ningún tipo de manifestación religiosa. Todas las religiones son libres de practicar su culto. Sin embargo, ninguna religión debe influir en las decisiones del gobierno, estando los conceptos e intereses religiosos totalmente separados de los intereses del gobierno democrático.

Aprenda más sobre el significado del estado laico.

Ver también el significado de:

  • Estado
  • Estado Ateo
  • Estado secular