Significado de la esquizofrenia

      Comentarios desactivados en Significado de la esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno psíquico que afecta la conciencia de uno mismo, las relaciones afectivas, la percepción y el pensamiento. Es la más frecuente de las apsicosis endógenas, que afecta a cerca del 0,65% de la población.

El término esquizofrenia significa “división de las funciones mentales” (del griego schizo = división, división; phrenos = mente). Actualmente, la esquizofrenia no está clasificada como una enfermedad, sino como un trastorno mental que puede afectar a hombres y mujeres de diversas edades, nacionalidades y estratos sociales.

Los expertos afirman que no hay una sola causa para este tipo de trastorno. Factores como la condición psicológica del individuo, el entorno, los antecedentes de trastornos mentales en la familia y el uso de sustancias psicoactivas pueden estar relacionados con el desarrollo de la esquizofrenia.

La aparición de la esquizofrenia es poco frecuente en los ancianos y los niños. Sin embargo, la esquizofrenia infantil puede aparecer después de los 5 años de edad, y es difícil distinguirla de otros trastornos que perjudican el desarrollo del niño, como el autismo.

Síntomas de la esquizofrenia

  • Delirios (confusión mental);
  • Alucinaciones, especialmente auditivas y visuales;
  • Delirio persecutorio: La persona cree que alguien la está acechando y observando, planeando hacer algo para dañarla. Durante esta fase, el individuo presenta cambios de comportamiento, altos niveles de ansiedad e impulsos agresivos;
  • Discapacidad mental: Falta de motivación, apatía, aislamiento social. El pensamiento empobrece y la persona demuestra total indiferencia emocional.

Esquizofrenia catatónica

Es una forma de esquizofrenia que aparece repentinamente, generalmente a partir de los 30 años. Durante los períodos de excitación, pueden manifestarse impulsos agresivos muy peligrosos.

Se caracteriza por la falta de actividad y de respuesta a otras personas, la rigidez de la postura y la presentación de extrañas expresiones faciales como, por ejemplo, los rostros.

Esquizofrenia paranoide

Es una forma de esquizofrenia en la que predominan las ideas delirantes y las alucinaciones. No afecta a la actividad intelectual. Las personas que sufren este trastorno tienen una gran desconfianza, ansiedad y altos niveles de ira, y pueden involucrarse fácilmente en confrontaciones físicas.

Esquizofrenia hebefrénica

La esquizofrenia hebefrénica está relacionada con los trastornos afectivos. Se caracteriza por delirios, alucinaciones y un comportamiento impredecible.

Existe una fuerte tendencia al distanciamiento social y otros tipos de síntomas, como expresiones inusuales y extrañas, descuido de la propia apariencia, entre otros. Generalmente se diagnostica antes de los 25 años.