Ejemplos de sostenibilidad

      Comentarios desactivados en Ejemplos de sostenibilidad

La sostenibilidad es un concepto que implica la idea de desarrollo sostenible. En otras palabras, significa la posibilidad de crecimiento económico y la satisfacción de las necesidades humanas básicas sin desgaste ni contaminación del medio ambiente.

En la actualidad, la sostenibilidad se basa en tres principios, conocidos como el “Trípode de la sostenibilidad”: la sostenibilidad social, la sostenibilidad ambiental y la sostenibilidad económica.

Los diferentes aspectos que componen estos conjuntos deben actuar conjuntamente si la sociedad quiere alcanzar plenamente el desarrollo sostenible. Vea algunos ejemplos de acciones que integran el concepto de sostenibilidad ambiental.

1. Usar fuentes de energía renovables y limpias

energia eolica

Las fuentes de energía tradicionales como los combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas natural) son extremadamente contaminantes y tienen un gran impacto negativo en el medio ambiente.

Además, también son no renovables, es decir, sus reversiones en la naturaleza son limitadas. Por esta razón, la exploración de alternativas menos contaminantes y renovables es una de las principales acciones de las estrategias de sostenibilidad.

Entre las llamadas “energías limpias”, algunas de las más conocidas son: solar (obtenida a través del Sol); eólica (obtenida a través de la fuerza de los vientos y que se representa en la imagen de arriba); hidroeléctrica (obtenida a través de la fuerza de las aguas); geotérmica (a través del calor que existe en el interior del planeta); entre otras.

Aprenda más sobre las energías renovables y no renovables.

2. Racionalizar y controlar la explotación de los recursos minerales

Las fuentes de energía mineral son limitadas, es decir, sus reservas existentes en la Tierra algún día llegarán a su fin. Para que el planeta no se enfrente a una grave crisis energética, debe haber una estrategia para controlar y racionar la extracción de estos recursos.

Lo ideal sería que las materias primas minerales fueran sustituidas completamente por fuentes de energía renovable. Pero a medida que el mundo se mueve hacia este escenario, el celo por la forma en que estas fuentes contaminantes son siempre extraídas se hace indispensable.

La explotación de estos recursos debe hacerse con sumo cuidado, ya que los accidentes pueden comprometer la estabilidad de todo un ecosistema. Las plataformas de extracción de petróleo en el mar, por ejemplo, pueden causar un desastre ambiental si el mineral se filtra en el océano.

No sólo la explotación de los minerales, sino también de otras materias primas naturales como los árboles, por ejemplo, debe hacerse de manera responsable.

Más información sobre la sostenibilidad.

3. Reciclaje de basura

coleta seletiva - reciclagem

La recogida selectiva de basura es un ejemplo sencillo que cada persona puede poner en práctica para ayudar a proteger el medio ambiente.

Para facilitar la selección de los residuos a reciclar, se crearon colores que corresponden a los materiales desechados:

  • Verde = para el vidrio;
  • Azul = para papel y cartón;
  • Rojo = plásticos;
  • Amarillo = metales;
  • Marrón = para residuos orgánicos;
  • Negro = para la madera;
  • Gris = materiales no reciclados;
  • Blanco = para residuos hospitalarios;
  • Naranja = para residuos peligrosos;
  • Púrpura = para los residuos radiactivos.

La reutilización de los desechos reciclados es importante para evitar la contaminación y el desperdicio de materias primas, como los árboles para fabricar papel, por ejemplo.

El reciclaje también ayuda a mover la economía, ya que puede generar un aumento en el número de puestos de trabajo. También ayuda a las empresas a reducir los costos de producción.

La gente debe ser consciente de que algunos productos pueden tardar siglos o milenios en descomponerse. Estos mismos materiales pueden ser tóxicos, contaminando todo el ecosistema donde fueron desechados. Las pilas y las baterías de los dispositivos electrónicos son ejemplos.

Aprenda más sobre el Desarrollo Sostenible y vea algunas formas de ayudar a preservar el medio ambiente.

4. Utilizar medios de transporte no contaminantes

bikes

Los automóviles alimentados con combustibles fósiles son los principales contribuyentes a la contaminación del aire en las redes metropolitanas. Así pues, la adopción de medios de transporte alternativos, como la bicicleta o el uso del transporte público, es un ejemplo de colaboración para el crecimiento sostenible de la comunidad.

El fomento del desarrollo de tecnologías que sirvan como alternativas a los combustibles actuales (gasolina, diesel, etc.) es otra acción centrada en la sostenibilidad ambiental. Los coches eléctricos y solares son ejemplos de estas tecnologías “respetuosas con la naturaleza”.

Muchas ciudades, especialmente en los países desarrollados, ofrecen servicios de alquiler de bicicletas. Este es un ejemplo de cómo el gobierno y las empresas alientan a la gente a cambiar sus hábitos y a adoptar medidas más respetuosas con el medio ambiente.

5. Racionalizar el consumo de energía y agua

Evitar el desperdicio de energía y agua es una acción individual, pero marca la diferencia en el propósito de la sostenibilidad.
Para ello, actos como apagar los dispositivos electrónicos cuando no están en uso, así como las lámparas y utilizar la luz solar tanto como sea posible son ejemplos de cómo se puede racionalizar el consumo de energía.

Como ejemplos de acciones individuales para ahorrar el consumo de agua y colaborar con la sostenibilidad, se destaca:

  • utilizar el agua de lluvia para regar las plantas;
  • estar siempre atento a las fugas de agua en los grifos y tuberías para que puedan ser reparadas rápidamente;
  • cerrar los grifos cuando no se utilicen;
  • Apaga la ducha mientras te enjabonas.

Véase también lo que significa el consumo sostenible.

6. Reforestación y mejora de las zonas verdes

La reforestación de las zonas devastadas por la deforestación es una actitud básica dentro del concepto de sostenibilidad ambiental.

La creación de “zonas verdes” en los grandes centros urbanos es un ejemplo de la preocupación por la necesidad de garantizar la preservación de los ecosistemas naturales.

Estas acciones deben formar parte de las políticas públicas fundamentales de las regiones, difundiendo así el concepto de las llamadas “ciudades sostenibles”.

Más información sobre Ciudades y Pueblos Sostenibles.

7. Promover y aplicar los conceptos de Sostenibilidad

Además de aplicar medidas que contribuyan a la preservación del ecosistema, también es importante promover la educación ambiental. Esto significa difundir la importancia y los beneficios de la preservación de la naturaleza dentro de la comunidad.

La organización de conferencias, talleres y debates sobre la forma en que las personas pueden cambiar pequeños hábitos que son perjudiciales para el medio ambiente es un ejemplo de conciencia ambiental.

Aprenda más sobre el significado de la Educación Ambiental.