Significado del DIT

      Comentarios desactivados en Significado del DIT

DIT es un acrónimo de División Internacional del Trabajo, que expresa cómo se distribuye la producción a nivel mundial, entre países desarrollados y subdesarrollados.

La DIT se caracteriza por la especialización de los países en la producción de algo, ya sea productos finales o productos intermedios, que se utilizarán en la terminación de un producto final. Esta necesidad ha surgido porque no es posible que un solo país produzca por sí mismo todos los bienes que necesita.

La relación entre los países más y menos industrializados es una parte esencial de la DIT, porque los países menos desarrollados presentan beneficios para los más desarrollados, como mano de obra barata, reducción de impuestos, etc.

Evolucionando junto con el capitalismo, la DIT es una estrategia utilizada para aumentar los beneficios ya que el costo del producto final se reduce.

Hay varios autores que critican a la DIT, alegando que esta división es la responsable de crear desigualdades entre los países. Los países que están en ascenso económico suelen comprar tecnologías a precios muy elevados, y sus productos finales no alcanzan precios adecuados, lo que frena su desarrollo y, por consiguiente, beneficia a los países económicamente más fuertes.

La división internacional del trabajo puede separarse en tres fases. La primera fase (caracterizada por el capitalismo comercial) tuvo lugar en los siglos XV y XVI, en la que las colonias proporcionaban los minerales, las especias y la mano de obra esclava, y las metrópolis se encargaban de la producción y la exportación de los productos desarrollados. La segunda fase tuvo lugar en los siglos XVII, XVIII y XIX, y estuvo marcada por el capitalismo industrial, en el que las colonias (o países subdesarrollados) suministraban la materia prima y otros productos agrícolas y minerales, y los países desarrollados hacían la industrialización de la materia prima suministrada. Durante la tercera fase, el capitalismo financiero requiere que los países subdesarrollados suministren la materia prima y los productos industrializados, mientras que los países desarrollados se ocupan de las inversiones, el desarrollo de nuevas tecnologías y los productos industrializados.

La DIT es un proceso dinámico que ha cambiado a lo largo de los años porque el contexto económico e industrial se ha visto alterado por la globalización.

Originalmente, la DIT clásica indicaba que los países subdesarrollados suministraban materias primas a los países desarrollados mientras que estos últimos las utilizaban para la producción de bienes finales. Posteriormente, los países subdesarrollados tuvieron que comprar estos productos a los países productores (desarrollados).

Más tarde, la nueva DIT (también conocida como DIT del nuevo orden mundial), los países menos desarrollados no sólo suministran la materia prima, sino que hacen la producción de materiales y bienes cuya producción es más cara (o causa mucha contaminación) en los países más desarrollados. Aportan inversiones y tecnologías que ayudan en los procesos de producción. La nueva DIT corresponde a la tercera etapa antes mencionada y tiene un alto nivel de complejidad, porque el flujo de inversiones y productos también se produce desde los países menos adelantados hacia los más desarrollados, lo que no ocurre en la DIT clásica.

Véase también: características de la globalización.