Significado del determinismo

      Comentarios desactivados en Significado del determinismo

El determinismo es un concepto filosófico que afirma que todos los hechos se basan en causas, es decir, que todo el evento se rige por la determinación, ya sea natural o sobrenatural.

El término determinismo surgió del verbo “determinare”, que proviene del latín determinare que significa literalmente “no terminar” o “no limitar”. En resumen, el determinismo es una corriente de pensamiento que defiende la idea de que las decisiones y elecciones humanas no se producen de acuerdo con el libre albedrío, sino más bien a través de relaciones de azar.

Todo en el universo, según el determinismo, está limitado a leyes inmutables, es decir, todos los hechos y acciones humanas están predeterminados por la naturaleza, siendo la “libertad de elección” una mera ilusión de vida.

En la Edad Moderna, el determinismo fue usado como un concepto para explicar el universo, principalmente para tratar de entender los fenómenos naturales. Según esta teoría, sería posible “predecir” los acontecimientos futuros sobre la base de los hechos actuales, porque toda la realidad estaría interconectada para fines comunes; la realidad es fija, es decir, lo que se predice que sucederá, sucederá.

Tipos de determinismo

Se han creado varios tipos de conceptos para el determinismo, basados en cómo se entiende el azar y la determinación:

  • Predeterminismo: se considera un determinismo mecanicista, es decir, la determinación de las causas se sitúa en el pasado, siendo los acontecimientos presentes y futuros causas de los fenómenos explicados en las condiciones iniciales del universo.
  • Postdeterminismo: se basa en la teleología, el estudio filosófico de los propósitos y objetivos. Este modelo de determinismo afirma que la determinación de los hechos está en el futuro, es decir, que todo sucede de acuerdo con un propósito o razón de alguna entidad divina que no pertenece al universo humano; la “voluntad de los dioses”, por ejemplo.
  • Codeterminismo: similar a la Teoría del Caos, el codeterminismo defiende la relación ocasional de las causas como generadoras de nuevas realidades. Por ejemplo, los efectos de una causa pueden convertirse en las causas de otros efectos, de una realidad diferente de las causas anteriores. En este modelo, el determinismo se sitúa en el presente o en la simultaneidad de los procesos.

Determinismo y Libertad

El determinismo es objeto de muchas críticas entre los investigadores y filósofos que defienden el concepto de la libre elección y el libre albedrío; una no casualidad.

Los críticos afirman su punto de vista afirmando que el espíritu, el alma, el deseo, la elección y la voluntad humana no coexisten en el mismo universo casual de la naturaleza, por lo tanto, no se rigen por las mismas leyes inmutables.

Sin embargo, los deterministas refutan las críticas con el argumento de que ignoran el codeterminismo, es decir, el concepto de que existen relaciones entre varias realidades diferentes, ya sea molecular, social, planetaria, psíquica, etc.

Hay otros estudiosos, como Nietzsche y Deleuze, que no interpretan el determinismo y la libertad como contradictorios. La libertad no sería “libre albedrío”, sino la capacidad de creación. En este sentido, el “libre albedrío” sólo sería la elección entre opciones que siempre han sido determinadas, que ya han sido creadas. Así pues, este principio (determinación ya existente en el pasado) es característico del predeterminismo.