Significado del derecho positivo

      Comentarios desactivados en Significado del derecho positivo

El derecho positivo es el conjunto de todas las normas y leyes que rigen la vida social y las instituciones de un determinado lugar y durante un determinado período de tiempo. La Constitución Federal es un ejemplo de derecho positivo, porque, al igual que otras leyes y códigos escritos, sirve como disciplina para el ordenamiento de una sociedad.

También conocido como juspositivismo, el derecho positivo es cambiante, ya que las leyes que rigen el funcionamiento de una nación determinada pueden modificarse a lo largo del tiempo, teniendo en cuenta factores que se ajustan a la realidad que experimenta esta sociedad específica.

El positivismo jurídico surgió a mediados del siglo XIX en Europa como una corriente que defendía el derecho como ley de valor único y emanaba del Estado. Este pensamiento se oponía al modelo de la Ley Natural, que creía en la idea de la justicia universal basada en las leyes de la naturaleza, las leyes de Dios (desde la perspectiva de la Iglesia) o por la razón humana (Ilustración).

Para los positivistas, la ley es un producto de la ley que actúa como un mecanismo de organización social, firmado a partir de un “Contrato Social”. Según las doctrinas justiciables, las normas son sólo porque son válidas. Este concepto se opone al pensamiento de las doctrinas jusnaturalistas, que consideran que las normas son válidas porque son justas, de lo contrario no debería haber validez.

Después de la Segunda Guerra Mundial y de los resultados observados de los regímenes nazi y fascista, se observó la necesidad de aplicar el principio de la moralidad en el derecho. Las leyes legales no deben depender únicamente de las decisiones arbitrarias de los políticos, sino que deben basarse en la moralidad, la ética y otras normas previstas por el derecho natural.

Véase también: significado del Positivismo.

Derecho natural y derecho positivo

El derecho natural consiste en una idea abstracta del derecho como un conjunto de reglas y normas universales, naturales y pertenecientes a una justicia “superior”. En otras palabras, los principios de la ley natural deberían destacar en comparación con el derecho positivo.

La ley natural es universal y se extiende a todos los seres humanos, independientemente de su nacionalidad o edad. El derecho a la vida y a la libertad son ejemplos de derechos naturales, ya que deben concederse a todos los individuos.

Así pues, se puede concluir que los derechos humanos están formados por algunos de los principios básicos de lo que sería el derecho natural.

Aprenda más sobre los Derechos Humanos.

A diferencia del derecho positivo que emana de las decisiones estatales, el derecho natural deriva de la esencia de una naturaleza, ya sea de origen religioso (voluntad de Dios) o de la racionalidad de los seres humanos, por ejemplo.

El derecho positivo tiene un carácter formal, temporal y territorial. Las leyes están organizadas jerárquicamente, se derivan de la voluntad política de la nación (pacto social) y emanan del Estado. Además, las leyes pueden ser revocables, variables y modificables.

La ley natural, a su vez, tiene un carácter universal y es independiente de la voluntad humana. Sus leyes son eternas, inmutables e irrevocables. No se desarrollan a partir de fenómenos o características históricas.

Aprende más sobre el significado de la ley natural y el Jusnaturalismo.