Definición de Eutanasia

Qué es la eutanasia

Eutanasia es un término que se origina en la unión de dos palabras del griego antiguo, ” eu ” (bueno o bueno) y ” thanatos ” (muerte), generando la palabra ” euthanates “, con el significado actual de muerte indolora , o buena muerte .

¿Qué es la eutanasia?

Eutanasia es el nombre que se le da al acto de poner fin a la vida de un paciente incurable, cuando está sujeto a los más terribles sufrimientos, físicos o psíquicos. Esta es una teoría muy discutida, un tema muy controvertido, con países que mantienen legislación para su práctica y con otros que la refutan categóricamente, por las más diversas razones.

La práctica de la eutanasia presupone una muerte suave e indolora. En un sentido estricto, la eutanasia es terminar con la vida de una persona, o ayudarla a suicidarse. De esta manera, la eutanasia puede ser practicada por varias razones, ya sea por la voluntad del paciente incurable, o porque el paciente puede representar una amenaza para la sociedad (cuando ocurre la eutanasia) o porque el tratamiento y mantenimiento de la vida del paciente sólo representará costos (en este caso, la eutanasia económica).

El término eutanasia fue utilizado por primera vez por el filósofo Francis Bacon en el siglo XV. El erudito defendió la práctica de la eutanasia cuando los médicos ya no tenían los medios para curar a un paciente atormentado por el dolor. Para Bacon, los médicos deben tener el derecho de aliviar el dolor y la agonía de la muerte.

Muchos otros estudiosos, médicos e investigadores examinaron el tema, con los más diversos argumentos, pros y contras. La mayoría de ellos, sin embargo, estaban en contra del concepto de la buena muerte, o de la eutanasia, para los niños débiles y con problemas, o incluso de la práctica de la eutanasia en personas locas e idiotas, o en personas físicamente incapacitadas. Según estos estudiosos, la eutanasia practicada de esta manera tendría un solo objetivo eugenésico y selectivo, manteniendo sólo a los sanos en el mundo.

El primer hombre en la historia de la humanidad en aplicar la eutanasia fue Licurg, un legislador de Esparta que, considerando el bien público, eliminó a los niños deformes, enfermos o débiles. Sin embargo, a diferencia del legislador, la eutanasia no ha sido vista en la historia como un elemento de selección de los mejores.

En Brasil tenemos las más diversas opiniones sobre la eutanasia, una de las cuales está a favor de su aplicación. Lameira Bittencourt, abogada paranaense, escribió en 1939 una tesis con el título “De la eutanasia”, donde defiende su aplicación, principalmente en el caso de aliviar el sufrimiento de pacientes incurables.

Aunque algunos países aceptan actualmente la eutanasia en ciertos casos, la mayoría de las culturas no aceptan su aplicación. Las religiones cristianas y el judaísmo condenan su práctica y algunos códigos penales la consideran una forma de asesinato. Entre los países que consideran la práctica legal se encuentran Suiza, los Países Bajos y Bélgica.

Los defensores de la eutanasia argumentan que toda persona tiene derecho a elegir entre la vida y la muerte con dignidad, cuando su estado de conciencia es claro en relación con la gravedad de su enfermedad, entendiendo que no hay necesidad de vivir con un dolor atroz, esperando que la muerte llegue naturalmente.

Los que condenan la eutanasia, en su gran mayoría, utilizan el argumento religioso, considerando que sólo Dios tiene el derecho de dar o quitar la vida, no siendo responsabilidad del médico interferir en la vida del paciente.

Eutanasia activa y pasiva

Hay dos formas distintas de eutanasia: activa y pasiva.

En la eutanasia activa, quien toma la iniciativa de poner fin a los sufrimientos de un paciente incurable es una persona externa que utiliza medios como la inyección letal o la medicación en dosis excesivas, poniendo fin a la vida del paciente incurable.

La eutanasia pasiva se practica cuando se eliminan los recursos necesarios para el mantenimiento de la vida y las funciones orgánicas del paciente, como la eliminación de alimentos y medicamentos, o cuando no se practica la atención médica, dejando morir al paciente por falta de recursos.

Eutanasia, orthothanasia y disthanasia

La orto-tanasia es, de hecho, una eutanasia pasiva, cuando se interrumpen las actividades y el tratamiento que prolongan la vida de un paciente que está siendo mantenido artificialmente. Cuando un paciente está en estado vegetativo, en coma, y no hay forma de recuperar su salud, la ortotanasia se utiliza como la forma más natural de muerte.

A diferencia de la ortotanasia, la distonía es la forma de prolongar lo más posible la vida de una persona enferma incurable, lo que en la mayoría de los casos lleva a una muerte lenta y sufrida.

Eutanasia en el Código Penal

La práctica de la eutanasia no está incluida en el actual Código Penal brasileño. Así, cuando un médico pone fin a la vida de un paciente mediante la eutanasia, comete un homicidio simple, según lo dispuesto en el artículo 121, y está sujeto a penas de entre 6 y 20 años de prisión.

Según la Constitución Federal, el derecho a la vida es inviolable y no se permite ninguna injerencia externa, ni siquiera en los casos más extremos.

Sin embargo, la cuestión es de gran complejidad y ha sido abordada por la comisión de juristas que participan en la elaboración de un nuevo Código Penal. Sin embargo, en São Paulo se aplica la Ley 10.241/1999, que permite al usuario de un servicio de salud rechazar un tratamiento doloroso que puede prolongar su vida.

El significado de Eutanasia está en la categoría Significados.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.