Significado de la culpabilidad

      Comentarios desactivados en Significado de la culpabilidad

La culpa es una expresión utilizada en el ámbito del derecho que significa la responsabilidad que puede atribuirse a una persona por la comisión de un acto ilícito.

Según el principio de culpabilidad no hay delito si el agente no es culpable del hecho, es decir, no hay delito sin culpa.

El principio se utiliza para confirmar que el individuo que cometió el acto es culpable de la conducta. Así pues, la culpabilidad es uno de los fundamentos (supuestos) de la pena que se aplicará.

Culpa penal

El Código Penal adopta la Teoría Limitada de la Culpa. De acuerdo con esta teoría, para que exista la culpa, debe confirmarse la existencia de tres elementos. Mira lo que son:

Elementos de culpabilidad

Para probar la existencia de la culpabilidad es necesario verificar: la imputabilidad, la obligatoriedad de la conducta diversa y la posible conciencia de la ilegalidad.

La rendición de cuentas significa la capacidad de una persona de ser considerada penalmente responsable de un hecho cometido por ella.

Algunos ejemplos son: tener 18 años o no tener ninguna discapacidad cognitiva o de metal.

El elemento de exigibilidad de la conducta diferente es la posibilidad de comprobar si la persona acusada, en la situación analizada, podría haber tenido una actitud o un comportamiento diferente al que tuvo, deshaciéndose del delito.

Este requisito requiere la prueba de que existía la posibilidad de optar por un comportamiento distinto del que se produjo.

La posible conciencia de ilegalidad se produce cuando se verifica si la persona tenía conocimiento de que el acto realizado era ilegal. Es decir, si él tenía el entendimiento de que era un crimen.

En este caso, no es necesario el conocimiento técnico de lo que prevé la ley, sino sólo la capacidad de comprender que la actitud o el comportamiento es ilegal.

Tras el análisis, si estos tres requisitos están presentes en relación con el hecho, la Ley considera que hay culpabilidad.

Exclusivas de la culpabilidad

Hay algunas situaciones en las que la culpa no existe, son las causas excluyentes de la culpa.

Pueden ser de tres tipos: ausencia de imputabilidad, ausencia de conocimiento potencial de ilegalidad y ausencia de aplicabilidad de conductas diversas. Aprende más sobre cada uno de ellos:

Ausencia de imputabilidad

En ausencia de imputabilidad hay situaciones que no permiten que el individuo sea responsable penalmente. Estos son los siguientes:

  • Minoría: menores de 18 años.
  • Existencia de enfermedad mental o retraso en el desarrollo mental: hipótesis en la que se diagnostica alguna enfermedad mental o un desarrollo mental inadecuado que no permite al individuo tener la percepción correcta del acto realizado.
  • Ebriedad total por caso fortuito o fuerza mayor: es el caso de la ebriedad no deseada, que puede ocurrir voluntaria o involuntariamente.

Ausencia de conocimiento potencial de la ilegalidad

En tal situación, la persona que cometió el delito no es plenamente consciente de que la conducta es un delito que puede dar lugar a responsabilidad penal.

Es importante saber que no se trata de conocer las disposiciones del Código Penal, por ejemplo. La ausencia de conocimiento de la ilegalidad significa que la persona no sabía que el acto cometido era ilegal.

Ausencia de exigibilidad de la conducta diversa

En esta hipótesis se llega a la conclusión (prueba) de que no se puede exigir una actitud diferente a la adoptada por la persona que cometió el delito.

La falta de aplicabilidad de la conducta diversa puede ocurrir por:

  • Irresistible compulsión moral: esta situación se produce cuando el individuo podría comportarse de manera diferente, pero no lo hace por una razón moral. Por ejemplo: una persona comete un delito bajo la amenaza de que si no lo hace, una persona de su familia será agredida.
  • Obediencia jerárquica: ocurre cuando una persona recibe una orden de alguien que es su superior jerárquico. Para que esta hipótesis se realice es fundamental que exista un vínculo jerárquico entre la persona que da la orden y la que la recibe.

Lea también el significado del Código Penal, la mayoría de edad y el delito penal.