Significado de la contaminación

      Comentarios desactivados en Significado de la contaminación

La contaminación es cualquier cambio causado al medio ambiente, que puede ser un ecosistema natural o agrario, un sistema urbano o incluso a micro escala. La contaminación que causa cambios en el medio ambiente se llama contaminación ambiental.

El término contaminación deriva del latín pollutere, que significa “ensuciar”.

La contaminación puede causar cambios en las proporciones o características de uno de los elementos que componen el medio ambiente en sí. Este es el caso del aumento de la concentración de dióxido de carbono o gas carbónico presente de forma natural en la atmósfera.

La contaminación puede ser el resultado de la introducción de sustancias naturales, pero ajenas a ciertos ecosistemas. Este es el caso de la descarga de materia orgánica en el lecho de un río o el derrame de petróleo crudo en el mar.

La contaminación puede ser causada por la introducción de sustancias artificiales y, por lo tanto, ajenas a cualquier ecosistema. Por ejemplo: el depósito de agroquímicos y envases de plástico en el suelo y el agua, la liberación de elementos radiactivos artificiales en la atmósfera, el suelo y el agua.

¿Cuáles son los principales tipos de contaminación?

Hay diferentes tipos de contaminación: suelo, agua, aire, térmica y radioactiva. También hay contaminación urbana, como la contaminación acústica y visual.

Aprende más sobre cada uno de los tipos de contaminación y los contaminantes que los causan.

Contaminación del suelo

solo

La contaminación del suelo se produce cuando se depositan en él productos químicos (como fertilizantes y pesticidas), desechos o residuos de aguas residuales que alteran su estado original. La basura arrojada directamente al suelo y los residuos domésticos que se vierten en lugares inapropiados es una de las mayores causas de la contaminación del suelo.

La contaminación y la contaminación del suelo pueden hacer que la tierra sea improductiva para la siembra y también puede crear riesgos para la salud de las personas.

La contaminación se produce porque la basura que se deposita en el suelo, tras el proceso de descomposición, altera las condiciones de vida de las bacterias, los hongos y los gusanos que son responsables de mantener el equilibrio del ecosistema del lugar.

Contaminación del agua

agua

Al igual que con el suelo, la contaminación del agua también se debe al vertido de residuos, aguas residuales y productos químicos en los mares, océanos, lagos y ríos. Los desechos domésticos, agrícolas e industriales son las principales causas de la contaminación del agua.

El agua contaminada pierde calidad y puede causar problemas de salud y aumentar la contaminación por diversas enfermedades, especialmente infecciones. Otra consecuencia de la contaminación del agua es la alteración del medio en el que viven los animales marinos, lo que puede causar un desequilibrio que altera las condiciones de vida y provoca la muerte de los animales.

La contaminación del agua también puede causar el crecimiento excesivo de cianobacterias, lo que aumenta el crecimiento de algas en la superficie del agua. Este fenómeno, llamado eutrofización, dificulta la entrada de luz y oxígeno en el agua y puede causar la mortalidad de los animales marinos.

Contaminación del aire

ar

La contaminación del aire, también llamada contaminación atmosférica, se produce principalmente por la emisión de gases contaminantes, residuos de combustión industrial y el uso de productos en aerosol. El residuo de la quema de combustible (monóxido de carbono) de los automóviles es una de las principales causas de la contaminación del aire en las grandes ciudades.

Algunos factores naturales también influyen en la contaminación del aire, como el gas metano resultante del proceso digestivo de los animales y los residuos de la quema de los volcanes en actividad.

Los impactos ambientales de la contaminación atmosférica son: el aumento de la lluvia ácida, el daño al ecosistema en general y el aumento del calentamiento global, que eleva la temperatura de forma globalizada.

Para las personas que viven en ciudades con altos niveles de contaminación atmosférica las consecuencias son el empeoramiento de los problemas respiratorios en general, como la sinusitis, la rinitis y la bronquitis.

La contaminación del aire se mide por el Índice de Calidad del Aire (ICA). Este índice verifica si la contaminación atmosférica de un determinado lugar se encuentra en niveles aceptables o no.

Contaminación térmica

termica

La contaminación térmica es el aumento de la temperatura del agua y del aire. El calentamiento del agua se produce principalmente en las plantas hidroeléctricas. El calentamiento global también influye en el aumento de la contaminación térmica.

Este tipo de contaminación no es tan conocido como los otros, pero es igualmente dañino para el medio ambiente.

La consecuencia más grave de la contaminación térmica es que el agua de las plantas cambia la temperatura de los mares y océanos, lo que puede causar un desequilibrio en el ecosistema acuático. El desequilibrio puede causar cambios en la vida de los animales acuáticos y otras formas de vida del ecosistema.

Aprende más sobre el efecto invernadero y el calentamiento global.

Contaminación radiactiva

radioativa

La contaminación radiactiva, también llamada nuclear, es la contaminación de los residuos de materiales radiactivos. Estos residuos, llamados residuos radiactivos, se originan en las centrales nucleares por el proceso de producción de energía nuclear o atómica.

La contaminación radiactiva es la más peligrosa para el planeta por las consecuencias que puede generar. Ejemplos de ello son los accidentes nucleares y el uso de bombas atómicas.

La contaminación radiactiva puede traer graves consecuencias para la vida de los seres humanos que están expuestos a ella. Además de causar la muerte, la exposición a la contaminación radiactiva puede provocar enfermedades graves (como tumores, lesiones internas e infecciones) y diversas discapacidades.

La contaminación radiactiva también causa graves daños al medio ambiente porque, debido a su potencial destructivo, puede alterar completamente los ecosistemas.

Contaminación acústica

sonora

La contaminación acústica se caracteriza por un sonido excesivo cuando se considera el nivel de ruido saludable al que puede estar expuesta una persona.

La contaminación acústica se considera un problema muy común en las grandes ciudades, debido al tráfico, la construcción, los clubes nocturnos y cualquier otro ruido que forme parte de la rutina de las ciudades, especialmente las más concurridas.

Además de causar daños a los seres humanos, la contaminación acústica también puede dañar el medio ambiente, especialmente los animales. Para las personas, las consecuencias más comunes son irritabilidad, cambios en el sueño, estrés, cambios de humor y problemas cardíacos. En algunos casos más graves la contaminación acústica puede llevar a la sordera.

La contaminación acústica se mide en decibelios, que indican la frecuencia del sonido emitido. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el nivel de exposición saludable al sonido es de un máximo de 50 decibeles.

Contaminación visual

visual

La contaminación visual se produce cuando hay un exceso de información de contenido visual capaz de causar cambios en la calidad de vida de una persona que está expuesta a ella. Al igual que la contaminación acústica, la contaminación visual es un problema muy común en las grandes ciudades.

Algunos ejemplos de contaminación visual son el uso excesivo de carteles, vallas publicitarias, símbolos luminosos, anuncios, tableros y cables eléctricos y de Internet.

El exceso de información visual que se lleva a los que viven con este tipo de contaminación puede causar sentimientos de ansiedad, malestar, fatiga y confusión mental.

La contaminación visual también puede tener consecuencias en la vida de las ciudades, ya que puede provocar accidentes de tráfico y dificultades para que los peatones caminen, debido al exceso de información y a la dificultad para percibir la información necesaria debido a la confusión visual.

Aprenda más sobre los tipos de contaminación.

Principales consecuencias de la contaminación ambiental

Dependiendo del tipo de contaminación las consecuencias pueden ser diferentes. Vea algunos más además de los ya mencionados:

Contaminación y biodiversidad

La contaminación es una de las principales amenazas para la biodiversidad, es decir, para la gran variedad de vida que sobrevive en diferentes entornos, desde las profundidades de los océanos hasta los picos más altos de las montañas.

La biodiversidad es responsable de asegurar el equilibrio de los ecosistemas del mundo. El ecosistema es el conjunto de seres vivos y factores ambientales de una zona determinada que interactúan en equilibrio, realizando intercambios de energía y materia.

Por lo tanto, la contaminación es un riesgo para los sistemas naturales, es un riesgo para el equilibrio entre las plantas, los animales, el clima y el suelo.

Más información sobre la biodiversidad.

Contaminación del aire y lluvia ácida

El fenómeno de la lluvia ácida es el resultado del aumento exagerado de los niveles de acidez en la atmósfera, como consecuencia de la liberación de contaminantes producidos por las actividades humanas.

Aunque las lluvias, incluso en ambientes no contaminados, son siempre ácidas, el aumento de la acidez causado por la emisión de contaminantes de las industrias, el transporte y otras fuentes de combustión da lugar a la concentración de ácidos con una gran capacidad de corrosión, destruyendo además de varios ecosistemas, importantes monumentos de la historia de la humanidad.

Aprende más sobre el significado de la lluvia ácida.

La contaminación y la cadena alimentaria

La cadena alimentaria es el conjunto de seres vivos que dependen unos de otros para sobrevivir en la naturaleza. La contaminación y la interferencia humana en los ecosistemas transforman la naturaleza y causan cambios en la cadena alimentaria, con la extinción de especies animales y vegetales, la erosión del suelo, la quema de bosques, la contaminación del aire y la contaminación del suelo y el agua.

Lea más sobre la cadena alimentaria.

¿Qué son las ciudades sostenibles?

Las ciudades sostenibles son las que tratan de encontrar una fórmula que garantice la prosperidad y la calidad de vida, preservando al mismo tiempo el patrimonio ambiental y produciendo el menor impacto posible en el medio ambiente.

Las economías sostenibles, con tecnologías limpias, entierran las viejas estructuras establecidas en modelos depredadores. Reducir la emisión de gases de efecto invernadero, eliminar el desperdicio de agua, hacer uso de energía renovable, reciclar los residuos, descontaminar los ríos, reducir el uso de pesticidas, son algunas de las medidas que no sólo mejoran la calidad de vida sino que también preservan la vida misma.

Más información sobre las ciudades sostenibles, la contaminación ambiental y la contaminación atmosférica.