Significado de Constelación Familiar

      Comentarios desactivados en Significado de Constelación Familiar

La constelación familiar es una práctica terapéutica desarrollada por el alemán Bert Hellinger. A través de esta técnica, las personas son llevadas a entender sus relaciones familiares y cómo influyen en su comportamiento y sus emociones.

Esta técnica supone que los individuos están conectados energéticamente con su familia – incluso con sus antepasados – y que la comprensión de los sistemas familiares puede ayudar a superar los bloqueos, los miedos y los traumas.

¿Cómo funciona la constelación familiar?

La constelación familiar es una experiencia que puede realizarse en grupo o individualmente y está guiada por un terapeuta con formación específica. Durante la constelación, el terapeuta busca acceder al campo morfogenético de la persona para identificar las causas de su problema.

El campo morfogenético sería una especie de memoria colectiva donde se almacena la información sobre nuestros antepasados y que influye en nuestras acciones, emociones y comportamientos.

Esto significa que llevamos información de nuestros antepasados, como creencias, valores, traumas y comportamientos. Y aún sin conocerlos, estos recuerdos impactan y pueden determinar nuestra forma de interpretar y actuar con el mundo.

Para acceder a este campo, el terapeuta crea representaciones para los familiares de la persona que está siendo constelada. Si la terapia es individual, se pueden utilizar muñecas u objetos para esta representación. En el caso de las constelaciones en grupos, personas desconocidas participan en la dinámica que representa a los parientes.

Con la elección de los representantes de cada miembro de la familia, comienza la dinámica y a medida que se abre el campo morfogenético, los participantes son guiados por su energía. A lo largo del proceso, la constelación puede hacer algunas interferencias, haciendo preguntas, por ejemplo.

A medida que se produce la dinámica, el constelador trata de identificar el origen del problema reportado por la persona constelada y dirigir a los representantes a una imagen de solución, para que todos se sientan en armonía en ese sistema familiar.

¿Cómo surgió la constelación familiar?

La constelación familiar fue creada por el alemán Bert Hellinger. Hellinger tenía formación en teología, pedagogía y filosofía y se inspiró en sus experiencias como misionero durante 16 años en las comunidades zulúes de Sudáfrica.

Después de esta experiencia se dedicó al estudio del psicoanálisis y otras terapias como la gestalt, los sistemas familiares y la hipnoterapia, para luego crear la constelación familiar. Una terapia que busca entender al individuo de una manera profunda e integral.

Además del entorno familiar, Hellinger también aplicó la técnica en entornos empresariales, educativos y organizativos. Todas las constelaciones que creó se llaman constelaciones sistémicas.

Cuando Hellinger comenzó a trabajar con las constelaciones en 1980, la terapia fue vista con cierto misticismo. Pero la terapia obtuvo apoyo científico en 1990 cuando descubrieron que los genes transmiten recuerdos de los antepasados.

Aprenda más sobre el psicoanálisis y la gestalt.

Las órdenes del amor

La constelación familiar tiene como objetivo resolver conflictos y bloqueos en las relaciones familiares y sanar patrones y hábitos negativos que se transmiten genéticamente. Así, la terapia tiene como objetivo traer armonía y permitir la fluidez del amor entre las personas.

Para que esta situación de equilibrio sea alcanzada por una familia, Hellinger dice que las tres órdenes del amor deben ser respetadas:

Ley de Pertenencia

Según esta ley, todo individuo debe sentir que pertenece a un grupo familiar o institucional. Si se excluye u olvida a algún miembro de la familia (incluso en casos de muerte de este miembro de la familia), el sistema se desequilibrará y otros miembros de las generaciones futuras podrían enfrentarse a este problema.

Ley de la jerarquía

En una familia siempre hay una jerarquía, que se estructura desde el momento del nacimiento, es decir, los padres están y deben estar en una jerarquía más alta que sus hijos. Si los niños necesitan ocupar la posición de los padres, habrá un desequilibrio, que puede perpetuarse.

Ley de equilibrio

En las relaciones familiares, debe haber un equilibrio entre el dar y el recibir. Cuando las relaciones afectivas, por ejemplo, están desequilibradas porque un lado da mucho más que el otro, puede haber desequilibrios. Estos desequilibrios pueden reflejarse en dificultades para mostrar emociones o dependencias afectivas.

Véase también el significado de terapia y psicología holística.