Significado del comercio internacional

      Comentarios desactivados en Significado del comercio internacional

El comercio internacional es el intercambio de bienes y servicios entre personas o empresas de diferentes países. Los países pueden vender sus productos fuera de su territorio (exportación) o pueden comprar productos de otros países (importación).

El comercio entre las naciones se ha venido realizando desde la antigüedad, pero fue con la globalización y la evolución de los medios de comunicación y el transporte a finales del siglo XX que este fenómeno se intensificó.

Si por un lado el comercio internacional aporta ventajas como la diversificación de los productos, puede perjudicar a la economía interna de un país. Para evitarlo, los países suelen adoptar barreras o aranceles.

También es común que los países formen bloques económicos y celebren acuerdos comerciales para facilitar el flujo de mercancías. Ejemplos de esas iniciativas son la Unión Europea, el Mercosur y el TLCAN.

El comercio internacional se rige por las normas de organizaciones como la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Cámara de Comercio Internacional (CCI).

Véase también el significado de la globalización.

Breve historia del comercio internacional

El comercio entre los diferentes pueblos ha existido desde la antigüedad. Uno de los ejemplos más antiguos de comercio fue la Ruta de la Seda, una ruta que unía China con el Mar Mediterráneo. El pico de esta ruta ocurrió alrededor del año 150 DC.

La expansión marítima que comenzó en el siglo XV también abrió un momento importante en el comercio. El modelo económico vigente en ese período era el mercantilismo y la riqueza de una nación se medía por su capacidad para acumular metales.

Aprenda más sobre el mercantilismo.

Para la acumulación de metales, los estados trataron de mantener los excedentes en la balanza comercial, es decir, exportar más que importar. Lo hicieron estimulando las exportaciones e imponiendo barreras a las importaciones.

Ya a mediados del siglo XX, y especialmente a finales de la Segunda Guerra Mundial, se están intensificando el comercio y las alianzas comerciales entre países.

Se crean organizaciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el GAAT (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio), un acuerdo para reducir los aranceles que en 1995 sería sustituido por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Los avances tecnológicos han facilitado desde entonces la comunicación y el flujo de bienes y servicios en todo el mundo y hoy en día estamos siendo testigos del comercio más intenso entre las naciones del mundo.

Véase también la importancia de la balanza comercial y el FMI

Teorías de ventajas comparativas

Una de las principales teorías del comercio internacional es la teoría de las ventajas comparativas, formulada por el economista británico David Ricardo a principios del siglo XIX.

Según esta teoría, cada país produce los bienes en los que tiene la mayor productividad en comparación con otros países.

Por ejemplo: Brasil y Argentina producen queso y café, pero Argentina es más productiva en la producción de queso y Brasil es más productivo en la producción de café.

En esta condición, es más ventajoso para estos países especializarse en los bienes de mayor productividad y luego comercializar estos productos entre ellos.

Bloques económicos

Los bloques económicos están formados por un grupo de países que tratan de intensificar el comercio y obtener ventajas en la comercialización entre los países del grupo.

El número de bloques económicos en todo el mundo comenzó a crecer al final de la Segunda Guerra Mundial y especialmente después del final de la Guerra Fría en la década de 1990. Hay 4 tipos diferentes de bloques, son:

  • Zona de libre comercio: los países que pertenecen a una zona de libre comercio hacen un acuerdo para reducir o incluso eliminar los derechos de aduana. Ejemplo: Nafta
  • Unión Aduanera: tiene las mismas características que una Zona de Libre Comercio, pero se establece un arancel común para el comercio con otros países. Ejemplo: Mercosur
  • Mercado común: tiene las mismas características que una zona de libre comercio y una unión aduanera y, además, existe la libre circulación de bienes, servicios y personas entre los países. Hoy en día no hay mercados comunes.
  • Unión Económica y Monetaria: tiene todas las características de los otros tipos de bloques y, además, adoptan la misma moneda. Ejemplo: Unión Europea

Aprenda más sobre los bloques económicos: NAFTA, Unión Europea y Mercosur.

Ventajas y desventajas del comercio internacional

Una de las ventajas del comercio internacional es la posibilidad de que los consumidores compren productos que no se producen en su país. Por ejemplo, se puede comprar un café colombiano o una pimienta mexicana en los mercados de Brasil con cierta facilidad.

Además, la apertura de los mercados para las empresas extranjeras aumenta la competencia y puede reducir el precio de los productos para los consumidores. Pero por otro lado, esta entrada de productos importados puede perjudicar e incluso destruir las industrias nacionales, lo que puede debilitar la economía interna del país y la creación de empleo.

Diferencia entre el comercio internacional y el comercio exterior

Aunque son conceptos muy similares, el comercio internacional y el comercio exterior son dos conceptos diferentes. El comercio internacional, como ya se ha examinado, se refiere al intercambio de bienes y servicios entre diferentes países.

Estos intercambios se rigen por normas y acuerdos y están mediados por organizaciones internacionales establecidas para facilitar estos flujos. En otras palabras, el comercio internacional se rige por las normas establecidas entre los países.

El comercio exterior, en cambio, se refiere al conjunto de normas de importación y exportación de un país en relación con el otro, es decir, son las normas y la legislación internas las que regulan estas actividades.

Las normas internas de un país se ocupan de los asuntos fiscales, administrativos, financieros y aduaneros tanto de las mercancías que entran como de las que salen. Aunque son normas válidas en el territorio nacional, en general se ajustan a las leyes internacionales.

Véase también la importancia de la balanza comercial, la zona de libre comercio y Brexit.