Significado de la comercialización

      Comentarios desactivados en Significado de la comercialización

Merchandising es una palabra inglesa, siendo un concepto de comercialización que indica una técnica para planificar y promover un producto, en el lugar y el momento adecuados.

En inglés, la palabra merchandise significa mercancía (sustantivo) o también puede ser un verbo que indica el acto de hacer negocios, es decir, comprar y vender algo.

Como en varias áreas de la publicidad, la creatividad es un elemento esencial en la comercialización.

La comercialización tiene como objetivo promover algún producto, exponiéndolo a los consumidores potenciales. Muchas empresas ofrecen bolígrafos, camisetas con su logotipo, para sensibilizar a los consumidores, atraer la atención y crear una representación mental positiva que se traduzca en la compra del producto o servicio.

Las técnicas de comercialización utilizadas tienen como objetivo hacer la mejor exposición posible del producto adecuado, en el momento adecuado, con el precio adecuado.

Tipos de comercialización

Algunos autores indican que el merchandising puede dividirse en dos grandes grupos: el merchandising dentro y fuera del punto de venta.

Además, algunas personas se refieren también a la comercialización electrónica, que utiliza recursos electrónicos y nueva tecnología para promover un producto determinado.

Mercadeo visual

La comercialización visual es la técnica de utilizar los fenómenos visuales para llamar la atención sobre una mercancía en particular.

Las empresas encargadas de la publicidad y la comercialización de un determinado producto suelen hacer un gran esfuerzo para mejorar la comercialización en el punto de venta. Esto se debe a que muchas personas sólo deciden lo que van a comprar en el punto de venta, como un supermercado. En estos casos, el merchandising puede ser la decoración (a través de carteles), o incluso la oferta de muestras del producto en cuestión.

Mercadeo Editorial

El merchandising editorial es la exhibición de productos en películas, series u otros programas de televisión, una estrategia que también puede ser conocida como colocación de productos. Normalmente se hace de una manera sutil, casi subliminal, para que el espectador se familiarice con el producto de una manera menos abrupta.