Cohesión y Coherencia

      Comentarios desactivados en Cohesión y Coherencia

La coherencia y la cohesión son dos mecanismos fundamentales para la producción de texto.

La cohesión es el mecanismo relacionado con los elementos que aseguran el vínculo entre las palabras y las frases para enlazar las diferentes partes de un texto.

La coherencia, a su vez, es responsable de establecer el vínculo lógico entre las ideas, de modo que juntas aseguren que el texto tenga sentido.

Ambas son importantes para asegurar que un texto transmita su mensaje con claridad, sea armonioso y tenga sentido para el lector.

¿Qué es la cohesión textual?

El significado de la cohesión está relacionado con los mecanismos lingüísticos del texto, que son responsables de establecer una conexión de ideas.

La cohesión crea relaciones entre las partes del texto para guiar al lector a través de una secuencia de hechos.

Un mensaje cohesivo presenta vínculos armoniosos entre las partes del texto.

Elementos de cohesión textual y frases de ejemplo

Véase más abajo los principales elementos de la cohesión textual y cómo se aplican en las frases.

Reemplazos

Garantizan la cohesión léxica. Se producen cuando un término es sustituido por otro o por una locución como forma de evitar la repetición.

Cohesión correcta: Las verduras son importantes para mantener una dieta saludable. La fruta también.

Error de cohesión: Las verduras son importantes para mantener una dieta saludable. Las frutas también son importantes para mantener una dieta saludable.

Explicación: “también” sustituye a “son importantes para mantener una dieta saludable”.

Conectores

Estos elementos son responsables de la cohesión interfásica del texto. Crean relaciones de dependencia entre los términos y suelen estar representados por preposiciones, conjunciones, adverbios, etc.

Cohesión correcta: Les gusta jugar a la pelota y bailar.

Error de cohesión: Les gusta jugar a la pelota. Les gusta bailar.

Explicación: sin la conectiva “e”, tendríamos una secuencia repetitiva.

Referencias y reiteraciones

En este tipo de cohesión, un término se utiliza para referirse a otro, para reiterar algo dicho anteriormente o cuando una palabra es reemplazada por otra con un vínculo de significados.

Cohesión correcta: Hoy es el cumpleaños de mi vecino. Va a cumplir 35 años.

Error de cohesión: Hoy es el cumpleaños de mi vecino. Mi vecino va a cumplir 35 años.

Explicación: Observe que el pronombre “ella” se refiere al vecino.

Correlación verbal

Es el uso de verbos en tiempos verbales correctos. Este tipo de cohesión asegura que el texto siga una secuencia lógica de eventos.

Cohesión correcta: Si lo supiera, te lo haría saber.

Error de cohesión: Si lo supiera, te lo haría saber.

Explicación: Obsérvese que “conocer” es una inflexión del verbo “conocer” en el tiempo pasado imperfecto del subjuntivo y esto indica una situación condicional que podría dar lugar a otra acción.

Para que la frase tenga sentido, el verbo “advertir” debe conjugarse en el futuro del pasado para indicar un hecho que podría haber ocurrido si se hubiera llevado a cabo una acción en el pasado.

Aprenda más sobre la cohesión.

¿Qué es la coherencia textual?

La coherencia textual está directamente relacionada con el significado y la interpretabilidad de un texto.

El mensaje de un texto es coherente cuando tiene sentido y se comunica de manera armoniosa, de modo que existe una relación lógica entre las ideas presentadas, donde una complementa a la otra.

Para asegurar la coherencia de un texto, deben tenerse en cuenta algunos conceptos básicos.

Conceptos de coherencia textual y frases de ejemplo

Véanse a continuación los principales conceptos de coherencia textual y cómo se aplican en las frases.

Principio de no contradicción

No puede haber contradicciones de ideas entre las diferentes partes del texto.

Coherencia correcta: Sólo compra leche de soja porque es intolerante a la lactosa.

Error de consistencia: Sólo compra leche de vaca porque es intolerante a la lactosa.

Explicación: Quien sea intolerante a la lactosa no puede consumir leche de vaca. Por esta razón, el segundo ejemplo es un error de coherencia; no tiene sentido.

Principio de Tautología

Aunque se expresen mediante el uso de palabras diferentes, las ideas no deben repetirse, ya que esto compromete la comprensión del mensaje que se va a enviar y a menudo lo hace redundante.

Coherencia correcta: Visité Roma hace cinco años.

Error de coherencia: visité Roma hace cinco años.

Explicación: “hay” ya indica que la acción ocurrió en el pasado. El uso de la palabra “back” también indica que la acción ocurrió en el pasado, pero no añade ningún valor y hace que la frase sea redundante.

Principio de pertinencia

Las ideas deben estar relacionadas entre sí, no fragmentadas y deben ser necesarias para el significado del mensaje.

El orden de las ideas debe ser correcto, de lo contrario, aunque tengan sentido cuando se analizan aisladamente, la comprensión del texto en su conjunto puede verse comprometida.

Coherencia correcta: El hombre estaba muy hambriento, pero no tenía dinero en su cartera, así que fue al banco y retiró una cierta cantidad para usar. Luego fue a un restaurante y almorzó.

Error de consistencia: El hombre tenía mucha hambre, pero no tenía dinero en su billetera. Fue a un restaurante a almorzar y luego fue al banco y retiró una cierta cantidad para usar.

Explicación: Tenga en cuenta que aunque las frases tienen sentido de forma aislada, el orden en que se presenta la información hace que el mensaje sea confuso. Si el hombre no tenía dinero, no tiene sentido que primero fuera al restaurante y sólo después fuera a retirar dinero.

Continuidad temática

Este concepto asegura que el texto se siga dentro de un solo tema. Cuando hay un fallo en la continuidad temática, el lector tiene la sensación de que el tema ha cambiado repentinamente.

Coherencia correcta: “Me costó mucho trabajo conseguir el curso que quería tomar correctamente. Primero fui a tomar un curso de computación… A mediados del semestre cambié a un curso de dibujo y finalmente me inscribí aquí en el curso de inglés. ¿Eso fue confuso para ti también?”

“En realidad fue fácil porque había decidido hace tiempo que una vez que tuviera la oportunidad de pagar un curso, tomaría un curso de inglés”.

Error de consistencia: “Me costó mucho conseguir el curso que quería tomar bien. Primero fui a tomar un curso de computación… A mediados del semestre cambié a un curso de dibujo y finalmente terminé inscribiéndome aquí en el curso de inglés. ¿Eso fue confuso para ti también?”

“Cuando me inscribí aquí en el curso, busqué información sobre la metodología, el tipo de recursos utilizados, etc. y terminé decidiéndome rápidamente por este curso”.

Explicación: observe que en el último ejemplo, el segundo llamante termina no respondiendo exactamente a lo que se le preguntó.

La primera persona preguntó si también tenía dificultades para decidir qué tipo de curso tomar y la respuesta fue sobre las características que tenía en cuenta al elegir el curso de inglés en el que se inscribía.

Aunque hablé de un curso, hubo un cambio de tema.

Progresión semántica

Es la garantía de la inserción de nueva información en el texto, para el seguimiento de un conjunto. Cuando esto no ocurre, el lector tiene la sensación de que el texto es demasiado largo y nunca alcanza el objetivo final del mensaje.

Coherencia correcta: Los chicos estaban caminando, y cuando se encontraron con el sudes, intervinieron. Cuando se dieron cuenta de que estaban siendo perseguidos, empezaron a correr.

Error de coherencia: Los chicos estaban caminando y cuando se encontraron con el sospechoso siguieron caminando un poco más. Pasaron por varias avenidas y callejones y siguieron adelante. Cuando se dieron cuenta de que estaban siendo perseguidos, continuaron caminando hacia su destino, caminaron un largo camino…

Explicación: Obsérvese que la frase en la que la coherencia es correcta presenta una secuencia de información nueva que dirige al lector a la conclusión del resultado de la frase.

En el siguiente ejemplo, la frase acaba siendo demasiado larga y el destinatario del mensaje se queda sin saber, después de todo, lo que hacen los niños.

Aprenda más sobre la coherencia y la consistencia.

Diferencia entre cohesión y coherencia

La cohesión y la coherencia son esenciales para garantizar la comprensión de la textualidad.

La cohesión está vinculada más directamente a los elementos que ayudan a establecer un vínculo entre las palabras y las frases que unen las diferentes partes de un texto.

La coherencia, a su vez, establece un vínculo lógico entre las ideas, de modo que se complementan entre sí y, juntas, aseguran que el texto tenga sentido.

En otras palabras, la coherencia está más directamente vinculada al significado del mensaje.

Aunque los dos conceptos están relacionados, son independientes, es decir, uno no depende del otro para existir.

Por ejemplo, un mensaje puede ser cohesivo e incoherente o coherente y no presentar cohesión. Vea los casos a continuación:

Ejemplo de un mensaje cohesivo e incoherente:

“Abierto todos los días excepto el sábado.”

(El mensaje tiene un vínculo armonioso entre las frases, pero no tiene sentido: si hay una excepción, entonces el establecimiento no está abierto todos los días).

Ejemplo de un mensaje coherente que no muestra cohesión:

“Deja de tocar esa pintura. ¡Ve al baño ahora! No toques nada. Lávate las manos. Ve a tu habitación”.

(El mensaje es comprensible, pero no hay una conexión armoniosa entre las ideas. Faltan los vínculos entre las frases para que el mensaje suene natural).

Rate this post