Significado de la Citología

      Comentarios desactivados en Significado de la Citología

Citología , actualmente designada Biología celular , es la ciencia que estudia la estructura, composición y fisiología de las células, a través de las membranas celulares, el citoesqueleto, los orgánulos citoplasmáticos y los componentes nucleares.

La palabra “citología” viene del griego, donde kytos = célula y logos = estudio.

La citología es una de las ramas de las ciencias naturales y su historia está estrechamente relacionada con el advenimiento del microscopio.

El nombre célula fue utilizado por primera vez en 1665 por el científico inglés Robert Hooke al hacer la primera observación de células en un fragmento de corcho.

La citología (Biología Celular) ha hecho progresos sustanciales en el último siglo gracias al aumento del poder de resolución de los instrumentos de análisis, el desarrollo de nuevas tecnologías y la convergencia de la citología con la Genética (Citogenética), la Fisiología (Fisiología Celular), la Bioquímica (Citoquímica), la Inmunología (Inmunocitoquímica), entre otras ciencias.

Prácticamente todas las transformaciones funcionales y físico-químicas del organismo tienen lugar en la arquitectura molecular de la célula, por lo que el conocimiento de su organización submicroscópica o ultraestructural es de interés fundamental.

El descubrimiento de las secuencias de aminoácidos, las estructuras y la disposición tridimensional de la molécula, los estudios sobre las enzimas, el modelo molecular del ADN, han hecho de la citología una de las ramas más importantes de las ciencias biológicas, convirtiéndose en muy importante para la Genética, la Bioquímica y la Patología.

Hoy en día, se puede decir que la citología estudia los problemas celulares a todos los niveles, empezando por la organización molecular.

Teoría de la célula

Theodor Schwann, en 1839, concluye que todos los seres vivos están formados por células y establece, junto con el botánico Schleiden, la Teoría de la Célula, que afirma que todos los seres vivos, animales, plantas o protozoos están constituidos, sin excepción, por células y productos celulares. La teoría también estableció que cada célula proviene de otra célula.