Características del fascismo

      Comentarios desactivados en Características del fascismo

El fascismo es un régimen de gobierno altamente nacionalista y autoritario que tuvo gran relevancia en Europa en el siglo XX.

En Italia, el régimen fascista se estableció después de la Primera Guerra Mundial bajo el mandato de Benito Mussolini, que gobernó de 1922 a 1943. Al mismo tiempo, los ideales fascistas sirvieron de base para el ascenso del nazismo en Alemania.

Con ideas muy opuestas al liberalismo, al marxismo y al anarquismo, el fascismo se clasifica como un régimen de extrema derecha marcado por un gobierno dictatorial y militarizado.

Ver las 8 características principales que definen este tipo de gobierno.

1. Nacionalismo de valores

Fascismo - Nacionalismo

Los regímenes fascistas valoran mucho el sentido del nacionalismo. Por lo tanto, es común que los gobiernos fascistas utilicen la propaganda nacionalista de manera exacerbada a través de eslóganes, símbolos, música y banderas.

En nombre del nacionalismo, los gobiernos fascistas utilizan todas las formas posibles de manipulación de la población, ya sea a través de los medios de comunicación, la religión o incluso la violencia. Además, los regímenes fascistas establecidos en Italia y Alemania buscaban constantemente expandir su territorio.

2. Totalitarismo y Corporativismo

Fascismo - Totalitarismo

El fascismo establece un gobierno totalitario que ejerce un control absoluto sobre los derechos de los ciudadanos, ya sea en el contexto político, cultural o económico. Además, el gobierno incita al corporativismo en todos los sectores de la sociedad con el objetivo de crear un “Estado Orgánico”.

El mayor ejemplo de corporativismo fascista ocurrió en Italia durante el gobierno de Mussolini. En ese momento, se crearon sindicatos de trabajadores y empleadores para cada profesión. Estas uniones fueron sometidas a la supervisión del Partido Nacional Fascista, que se aseguró de que todas las clases, de todas las áreas, estuvieran siempre en armonía con los ideales del gobierno.

3. Énfasis en el militarismo

Fascismo - Militarismo

El fascismo es un régimen que cree en el uso de la fuerza y la violencia para lograr sus objetivos. Por esta razón, el gobierno dedica cantidades desproporcionadas de recursos a la financiación de armas y guerras, descuidando otras áreas como la salud o la educación. En este tipo de gobierno, los soldados y los militares son vanidosos con las masas.

En los regímenes fascistas, la policía está altamente militarizada y tiene amplia autonomía para hacer frente a los problemas internos y nacionales que normalmente no requieren la participación militar.

4. Obsesión por la seguridad nacional

Fascismo - Segurança Nacional

Los regímenes fascistas tienen una necesidad constante de preparar a la nación para el conflicto armado. Con este fin, se propagan discursos de terror para causar un sentimiento de inseguridad y paranoia en la población, que busca unirse para luchar por la misma causa. Así, el fascismo utiliza el miedo como instrumento de motivación.

5. Desprecio por los derechos humanos

Fascismo - Violência

En una sociedad altamente militarizada y en constante conflicto, los ideales del gobierno se imponen constantemente de forma violenta, convenciendo a los ciudadanos de que los derechos humanos no son una prioridad. Por lo tanto, en el fascismo no hay apreciación de la libertad, la integridad física, la igualdad o incluso la vida.

En los regímenes fascistas, el desprecio de los derechos humanos se transmite a la población, que se convierte en cómplice de prácticas como las ejecuciones, la tortura, el encarcelamiento arbitrario, etc.

6. Desprecio por los intelectuales y los artistas

Fascismo - Violência

Como los gobiernos fascistas tienen el apoyo de la población, aquellos que no se adhieren a los ideales de la nación son abiertamente acosados.

Por esta razón, los intelectuales y artistas con la capacidad de cuestionar el régimen e influir en el pueblo para que haga lo mismo son perseguidos, y cualquier forma de insurgencia contra el Estado es rechazada violentamente.

7. Control y censura de los medios de comunicación

Censura

Para mantener la integridad del sistema, los regímenes fascistas tienden a controlar los medios de comunicación. A veces el control lo ejerce directamente el gobierno, y otras veces los medios de comunicación están regulados indirectamente. En cualquier caso, es común la censura de ideas contrarias al régimen.

8. Usar la religión como una forma de manipulación

Fascismo - Religião

Tanto en Alemania como en Italia, el fascismo de los primeros años disputó la devoción de la gente a la iglesia. Sin embargo, los dos gobiernos decidieron usar la religión a su favor para mantener alineados los ideales de la población y reunir más seguidores. Así, los fascistas comenzaron a trazar paralelos forzados entre los preceptos religiosos y las ideologías políticas para manipular a la gente.

En Italia, Mussolini, además de ser ateo, había planeado confiscar los bienes de la iglesia hasta que decidió incorporar la retórica religiosa en sus discursos.

Ver también:

  • Nazismo
  • Fascismo
  • Totalitarismo
  • Anarquismo
  • Liberalismo
  • Antifa
Rate this post