Características del cubismo

      Comentarios desactivados en Características del cubismo

El cubismo es un movimiento artístico que surgió en Francia a principios del siglo XX. Las obras cubistas buscaban representar elementos de la naturaleza a través de formas geométricas, especialmente las cúbicas.

Así, el estilo cubista se oponía al realismo de las imágenes que se retrataban durante el Renacimiento, por ejemplo. Los principios que definen el arte cubista están presentes tanto en las artes plásticas como en la literatura.

Para entender mejor la esencia de este movimiento, compruebe algunas de sus principales características en el arte:

Valoración de las formas geométricas y fragmentadas

garota com mandolin - cubismoChica con mandolina (1910), Pablo Picasso

Como el propio nombre del movimiento sugiere, el cubismo tiene como característica principal el uso de formas geométricas como un componente prominente en las obras.

El artista cubista busca en sus pinturas la simplificación del mundo y para ello se apropia de cubos, conos, cilindros y otras formas geométricas con líneas rectas y sencillas.

Este figurativismo geométrico no debe confundirse con el arte abstracto, porque a diferencia de éste, en las obras cubistas las formas tienen un cierto nivel de identificación.

En el cubismo sintético, por ejemplo, las figuras se asocian fácilmente con objetos o personas, aunque estén construidas a partir de formas geométricas.

Uso de “rimas plásticas”

La fenêtre aux collines - juan gris - CubismoLa fenêtre aux collines (1923), Juan Gris

La llamada “rima plástica” consiste en una técnica aplicada por algunos artistas cubistas, en la que cada forma geométrica daba continuidad a otra, creando un efecto armonioso en la obra.

Esta técnica fue creada por el pintor español Juan Gris (1887 – 1927), uno de los grandes discípulos de Pablo Picasso, y precursor del llamado Cubismo Sintético (nombre dado a la segunda fase del movimiento artístico).

Uso del collage como técnica de reconstrucción de imágenes

Guitarra - CubismoLa guitarra (1913), Pablo Picasso

A diferencia de la propuesta del Cubismo Analítico, que buscaba fragmentar lo más posible las figuras reales, el Cubismo Sintético buscaba reconstruir las imágenes fragmentadas, haciéndolas más reconocibles.

Para ello, la técnica del collage comenzó a aplicarse como uno de los métodos más habituales en la composición de estas obras. El artista introdujo recortes de periódicos, revistas y trozos de otros materiales (madera, vidrio, metal, etc.) en la pintura, mezclando texturas y formas para producir sus obras.

La intención del collage sería transportar la interacción entre el observador y la obra más allá del campo visual, despertando también sensaciones táctiles en las personas.

Renuncia a la perspectiva

guernica - cubismoGuernica (1937), Pablo Picasso

Predominantemente durante la primera fase del Cubismo (Analítico), los artistas buscaron presentar los diferentes ángulos y perspectivas de la obra al mismo tiempo y en el mismo plano.

El objeto tridimensional fue fragmentado, representado en formas geométricas y superpuesto para crear la ilusión de una tridimensionalidad.

La construcción de las imágenes a partir de la unión superpuesta de estos fragmentos transmite, para el artista, la sensación de estar “esculpiendo” la pintura. De aquí viene el concepto de pintura escultural, que también define varias obras del movimiento cubista.

Predominio de los colores monocromáticos y opacos

violino e candelabro - cubismoViolín y Candelabro (1910), Georges Braque

Algunos de los principales nombres del cubismo analítico, como Pablo Picasso, por ejemplo, caracterizaron sus obras por el uso de colores oscuros y monocromáticos, como el marrón, el gris, el negro, el verde, el ocre y el beige.

La paleta de colores era muy limitada, y en algunas obras la diferencia era sólo entre las diferentes tonalidades del mismo color.

Cabe señalar que la inspiración para el uso de esta selección restringida de colores se encuentra en el arte africano, que influyó en las obras de Cézanne y Picasso (los principales precursores del cubismo).

Con el progreso del movimiento, se utilizan colores más cálidos y vivos en las obras cubistas. El principal responsable de este cambio fue Juan Gris, el “creador” del Cubismo Sintético.

Trabajar como “ejercicio mental”

Mulher sentada nua - Pablo Picasso - CubismoMujer sentada desnuda (1910), Pablo Picasso

El cubismo, especialmente el analítico, no se limita a retratar la naturaleza de la forma que se presenta en la realidad, sino más bien una idea conceptual abstracta de los objetos que se insertan en ella.

Por esta razón, las obras cubistas pueden considerarse un “ejercicio mental” para el observador, que necesita interpretar la imagen fragmentada y superpuesta por diferentes figuras de la geometría.

Retratamiento de lo primitivo

les demoiselles d avignon - cubismoLas damas de Avignon (1907), Pablo Picasso

Los artistas precursores del cubismo se inspiraron fuertemente en el arte africano, principalmente en la idea de la síntesis de los elementos y en el uso monocromático de algunos colores restringidos.

Es posible ver referencias directas a las máscaras africanas y al concepto de primitivismo en diversas obras de Paul Cézanne durante el llamado “cubismo preanalítico” o “cubismo del cielo”.

Otra obra que muestra la esencia de esta característica para el movimiento cubista es Les Demoiselles d$0027Avignon, de Pablo Picasso. En la escena representada por el artista hay mujeres de un burdel de Barcelona, algunas de las cuales aparecen con máscaras de tribus africanas.

Influenciado por la Teoría de la Relatividad

El movimiento cubista surgió en medio de un período de grandes revoluciones en el campo científico. A principios del siglo XX, por ejemplo, el mundo quedó maravillado con la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein (1879 – 1955).

El físico defendió la idea de la existencia de una cuarta dimensión, el tiempo-espacio, alterando la concepción tradicional de un universo tridimensional que tenía hasta entonces.

Para los artistas cubistas, especialmente Pablo Picasso, sus obras no estaban atadas a la noción convencional de espacio y, por lo tanto, vio en las teorías de Einstein una gran inspiración para el concepto que aplicó en sus obras.

Aprende más sobre el cubismo.