El significado del capital en la economía

      Comentarios desactivados en El significado del capital en la economía

En la economía, el capital es cualquier bien aplicado a la creación de nuevos bienes o servicios. Por lo tanto, no se limita al dinero invertido.

Tradicionalmente, el capital se considera uno de los factores de producción cerca de la tierra (incluyendo todos sus recursos naturales) y la mano de obra. Estos elementos son esenciales para la economía, ya que sin ellos no habría ningún proceso productivo.

Adam Smith, considerado el padre de la economía moderna, conceptualizó el capital como “parte de las acciones de las que se espera obtener un rendimiento”. El economista enumeró entonces que el capital de un país o empresa puede ser:

  • máquinas e instrumentos que facilitan el trabajo
  • bienes inmuebles (no meros alojamientos, sino los que pueden considerarse instrumentos de negociación, como las tiendas)
  • mejoras de la tierra capaces de mejorar el cultivo
  • dinero
  • provisiones en poder de los productores o comerciantes, de las que se espera obtener beneficios después de su venta
  • artículos fabricados, aunque incompletos, en poder de productores o comerciantes

El economista británico John Stuart Mill, entendido:

“Todo lo que esté destinado a suministrar al trabajo productivo el refugio, la protección, las herramientas y los materiales que requiere el servicio, además de alimentar o mantener de alguna manera al trabajador durante el proceso, es capital”.

Además de lo anterior, numerosos estudiosos han atribuido significados ligeramente diferentes al concepto de capital. Así pues, aunque no hay consenso sobre qué bienes pueden o no considerarse capital, es cierto que el concepto se refiere a todo lo que añade valor al proceso productivo.

Capital financiero

El capital financiero consiste en la suma de todos los valores que tienen valor monetario. Los valores inmediatos (dinero en efectivo, cheques, etc.) también se llaman capital bancario. Los valores obtenidos con el objetivo de generar beneficios (acciones, inversiones, etc.) también se denominan capital productivo.

El capital financiero no debe confundirse con el capital económico, ya que no tiene relación con el proceso productivo. Además, el capital financiero está exclusivamente relacionado con los valores y no abarca las mercancías.

Capitalismo

El capitalismo es el sistema económico adoptado por la mayoría de los países del mundo. Como la propia nomenclatura sugiere, este sistema está fuertemente basado en el capital y su aplicación en el proceso productivo para producir beneficios. Por esta razón, sus principales características son la propiedad privada, la acumulación de ingresos, el trabajo asalariado y un mercado competitivo.

Lea más sobre el capitalismo.

El capital en las empresas

Con los diversos tipos de negocios desarrollados a lo largo del tiempo, el concepto de capital ha sufrido varias ramificaciones dentro de las empresas. Veamos las principales clasificaciones:

Capital social: El capital social, también conocido como capital inicial, es la primera inversión que se realiza en la empresa, que puede ser de bienes, valores o, según el tipo de empresa, de servicios.

Capital: El capital social consiste en el patrimonio de la empresa, es decir, la diferencia entre el capital social añadido a los beneficios y las deudas.

Capital de terceros: Es la inversión formada por capital de fuentes externas a la empresa. Suele consistir en financiación o préstamos.

Capital de trabajo: Es el capital utilizado en el funcionamiento regular de la empresa. Suele ser efectivo u otro activo con la liquidez necesaria para moverse en el pago de salarios o impuestos, gastos de explotación, renovación de existencias, etc.

Ver también:

  • Capital social
  • Bienes de capital
  • Capitalizar
  • Capitalismo financiero