Significado del calendario gregoriano

      Comentarios desactivados en Significado del calendario gregoriano

El calendario gregoriano es el calendario solar para contar los años, meses, semanas y días y se basa en las estaciones.

El calendario gregoriano es un calendario creado en Europa en 1582, por iniciativa del Papa Gregorio XIII, con el fin de corregir los errores del anterior calendario vigente, el calendario juliano. El calendario gregoriano es el más usado en el mundo hoy en día .

Aunque no se considera un calendario perfecto, es más exacto que su predecesor, el calendario Juliano. El calendario gregoriano tiene algunos defectos, como la irregularidad de la longitud de los meses (entre 28 y 31 días), la relación entre la fecha y el día de la semana y la movilidad de las fechas cristianas, como la Pascua. Por definición, un calendario es un sistema de medición del tiempo que agrupa y cuenta los días, dividiéndolos en meses y años.

En cuanto a la etimología, la palabra calendario viene del latín calendarium que significa libro de calendas. Este fue el libro utilizado para contar los días de las festividades religiosas marcadas al comienzo de cada mes lunar en la antigua Roma, antes de la introducción del calendario Juliano. El calendario se llama Gregoriano como tributo al Papa Gregorio XIII, su creador.

¿Cómo funciona el calendario gregoriano?

De acuerdo con el calendario gregoriano, el año consta de 12 meses que pueden ser entre 28 y 31 días. Un año puede tener 365 o 366 días, siendo llamado año bisiesto en este caso.

Enero – 31 días..;
Febrero – 28 o 29 días..;
Marzo – 31 días..;
Abril – 30 días<br
Mayo – 31 días..;
Junio – 30 días..;
Julio – 31 días..;
Agosto – 31 días..;
Septiembre – 30 días..;
Octubre – 31 días..;
Noviembre – 30 días..;
Diciembre – 31 días

El mes de febrero es a veces 28 días, y otras veces 29 días, dependiendo de si el año es bisiesto o no. Comprender por qué, leyendo el significado de un año bisiesto.

Los años bisiestos ocurren cada cuatro años, pero hay algunas excepciones. Un año es bisiesto cuando es divisible por 4. No se considera año bisiesto cuando es divisible por 100, a menos que sea divisible por 400. Por esta razón 1900 no fue un año bisiesto y 2000 lo fue, porque ambos son divisibles por 100 pero sólo 2000 es divisible por 400.

La implementación del calendario gregoriano permitió el ajuste del calendario con eventos astronómicos como el equinoccio de primavera y el solsticio de invierno.

Ver más sobre el Equinoccio de Primavera y el Solsticio de Invierno.

Origen del calendario gregoriano

Antes de que se creara el calendario gregoriano, el calendario juliano estaba en vigor, que era tardío y por lo tanto la Pascua ocurría más tarde que el equinoccio de primavera. La reforma del calendario se discutió en el Concilio de Constanza y más tarde en el Concilio de Trento.

El calendario gregoriano se aplicó en 1582 en Italia, Polonia, Portugal y España.

Aunque fueron implementadas por el Papa Gregorio XIII, las reformas del calendario fueron creadas por el astrónomo y filósofo italiano Luigi Giglio.

Calendario gregoriano y calendario juliano

El calendario gregoriano reemplazó al calendario juliano. Este último había sido instituido por el dictador romano Julio César, pero contenía algunas inexactitudes, ya que no contemplaba el movimiento de traslación de la tierra, es decir, el tiempo que tarda la tierra en circular alrededor del sol.

La fórmula utilizada para calcular los años bisiestos se modificó con el calendario gregoriano y, por lo tanto, cuando se aplicó, se excluyeron 10 días del calendario para reajustar las inexactitudes creadas por el calendario juliano. Por lo tanto, el 4 de octubre de 1582 se cambió al 15 de octubre.