Significado del autismo

      Comentarios desactivados en Significado del autismo

El autismo o trastorno del espectro autista (TEA) se caracteriza por ser un síndrome de comportamiento que compromete el desarrollo de toda la vida.

Los principales cambios identificados son el déficit en las áreas de comunicación y socialización, patrones restringidos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.

Con el tratamiento correcto, la persona autista puede llevar una vida normal, dependiendo del nivel de gravedad del trastorno. Por regla general, los signos de autismo pueden identificarse antes de los 36 meses de edad.

Durante la infancia, este trastorno suele denominarse autismo infantil, un síndrome de comportamiento que predomina en los niños y que hace que los niños tengan reacciones de comportamiento diferentes. El principal síntoma del autismo infantil es el aislamiento.

Todavía se desconocen las causas del autismo, pero varios estudios sugieren que la causa puede variar entre factores genéticos o algo de naturaleza externa, como las complicaciones durante el embarazo o la secuela de una infección causada por un virus.

Tipos de autismo

El diagnóstico de los trastornos del espectro autista se clasifica en tres tipos principales.

El autismo clásico

Aunque el compromiso puede variar enormemente, cuando se enmarca en este grado de autismo, la persona puede volverse hacia sí misma.

La falta de contacto visual, la dificultad de comprensión y los trastornos mentales importantes pueden ocurrir.

Autismo de alto rendimiento

Ese grado de autismo solía llamarse Síndrome de Asperger.

Los síntomas son similares a los de otros tipos de autismo, pero en proporciones muy pequeñas. Los autistas de alto rendimiento pueden ser verbales y también inteligentes hasta el punto de ser confundidos con genios.

Interrupción del desarrollo mundial sin otras especificaciones

También representado por la sigla (DGD-SOE), el Trastorno del Desarrollo Mundial sin otras especificaciones es difícil de diagnosticar porque no presenta suficientes síntomas para ser incluido en una de las categorías del trastorno.

No obstante, los portadores se clasifican dentro del espectro del autismo.

Características del autismo

Hay varios grados de autismo, con diferentes niveles de gravedad, siendo las características más llamativas entre los portadores:

  • Dificultad para establecer interacciones sociales,
  • Interés compulsivo en algo,
  • Presencia de comportamiento repetitivo.

En realidad, la dificultad de establecer interacciones sociales también se debe a que el autista tiene dificultades para comprender y aplicar las normas sociales, que suelen aprenderse sobre la base de la observación y la intuición.

Los autistas aún pueden presentar trastornos sensoriales, lo que les hace tener una percepción diferenciada del mundo que les rodea. La alta sensibilidad auditiva, por ejemplo, es común. Esto hace que se molesten por ruidos que no molestarían a una persona que no es autista.

Cabe señalar que el autismo no significa “falta de inteligencia”, ya que hay autistas en todos los niveles de CI (alto, medio y bajo).

La principal barrera a la que se enfrenta el autista es la dificultad para comunicarse y expresar su forma distintiva de interpretar el mundo que le rodea.

Síntomas de autismo

Los síntomas del autismo suelen variar según la gravedad del trastorno.

Sin embargo, la dificultad para establecer contactos sociales y las conductas repetitivas son síntomas más comunes en todos los grados de la enfermedad.

En general, la persona autista puede tener los siguientes síntomas

  • Comportamiento agresivo.
  • Falta de contacto visual con otras personas.
  • Irritabilidad.
  • Repetición de palabras (sin significado).
  • Imitación involuntaria de movimientos.
  • Hiperactividad.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Dificultad para hacer frente a los cambios (de planes, de casa, de horarios, de escuela, etc.).
  • Retraso en la capacidad de hablar.
  • Expresión de emociones extremas (en ocasiones en las que no debería ocurrir).
  • Pérdida del habla.
  • Falta de atención.
  • Intenso interés en cosas específicas.
  • Depresión.
  • Falta de empatía.
  • Ansiedad.
  • Lo normal es andar de puntillas.
  • Tics nerviosos y manías.

Los síntomas pueden variar según el nivel de autismo, es decir, no es necesario que una persona tenga todos los síntomas para que se la considere autista.

Grados de autismo

Según el DSM (Manual de Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales) de la Asociación Americana de Psiquiatría, no hay subtipos de autismo, sino diferentes niveles o grados del trastorno.

Estos grados se definen de acuerdo a las habilidades y destrezas de la persona autista.

Autismo ligero

También llamado autismo leve y autismo de nivel 1, se considera un tipo de autismo sutil, diagnosticado a partir de la observación de algunos detalles sobre el comportamiento del individuo.

Aquí hay algunos ejemplos.

  • Establece poco contacto visual con otras personas.
  • No continúa los diálogos.
  • No puede comunicarse por gestos.
  • Tiene problemas para aceptar las reglas de inmediato.
  • Es antisocial.
  • No suele responder cuando se le llama por su nombre, entre otras características.

En el autismo ligero la persona no presenta dificultades motrices o de lenguaje, como sucede en algunos grados más graves de este trastorno.

Si se sospecha que el niño tiene un autismo leve, los padres o tutores deben buscar un psicólogo o pediatra para que le hagan pruebas.

Cuanto antes se haga el diagnóstico, mejor será la respuesta del paciente al tratamiento y mayores serán las posibilidades de ayudarle a tener calidad de vida.

Muchas personas asocian el autismo leve con el Síndrome de Asperger, principalmente debido a la gran similitud entre los síntomas que se encuentran en ambos.

La diferencia es que el Síndrome de Asperger no afecta el lenguaje y los aspectos cognitivos de la persona.

Además, los que tienen el Síndrome de Asperger suelen tener una capacidad de memoria muy desarrollada.

Mira el significado del síndrome.

Autismo moderado

También llamado autismo de grado moderado y autismo de nivel 2, el autismo moderado tiene como síntomas principales los trastornos de comunicación y el deterioro del lenguaje.

El autismo moderado es un punto medio en el que el autista no es tan independiente como en el autismo leve, pero no necesita tanto apoyo como en el autismo severo.

El autista de nivel dos presenta cierta inflexibilidad de comportamiento y poca iniciativa para la interacción social.

Autismo severo

También llamado autismo severo o autismo de nivel 3, el autismo severo suele presentar como síntomas principales la no verbalización y la dependencia pronunciada.

La comunicación no verbal también se ve gravemente afectada.

El autista presenta un alto nivel de estrés y una gran dificultad para hacer frente a los cambios de rutina.

Además, las personas autistas de nivel 3 suelen presentar comportamientos repetitivos.

Vea el significado del desorden.

Tratamientos para el autismo

El autismo no tiene cura. El niño con autismo se convertirá en un adulto con autismo.

Sin embargo, existen varios tratamientos que ayudan a minimizar los síntomas de las personas que padecen este trastorno.

El niño con autismo debe estar acompañado por un terapeuta del habla que le ayude a desarrollar su lenguaje verbal y no verbal.

La terapia ocupacional o conductual también es importante para ayudar al autista a desarrollar una mejor respuesta a los estímulos sensoriales.

No existe una medicina para el autismo ni un tratamiento general, ya que se aplican diferentes técnicas según la gravedad de la enfermedad.

El seguimiento psicológico constante por parte de profesionales cualificados es esencial para la aplicación de cualquier tipo de terapia.

El autismo y la educación

Debido a las dificultades que presentan las personas autistas en cuanto a la cognición y la socialización, el papel de los educadores es esencial para ayudar en el tratamiento de los niños con autismo.

Los psicólogos aconsejan algunas actividades destinadas a enseñar a las personas autistas, especialmente las que implican la estimulación visual y la reproducción de ciertas situaciones para ejemplificar conceptos, por ejemplo.

Curiosidad

En 2017 se aprobó en el Brasil una ley que establece la inclusión del símbolo referido al autismo en las placas de servicio prioritario de los establecimientos privados y públicos.

La ley se publicó en el Boletín Oficial en mayo de 2017 y los establecimientos que no la cumplan están sujetos a multas y sanciones.

La prioridad en la atención ya era un derecho de los autistas. La inserción del símbolo vino como una forma de conciencia.

La cinta de rompecabezas es el símbolo mundial de la conciencia del autismo.