Significado de la asertividad

      Comentarios desactivados en Significado de la asertividad

La asertividad es un sustantivo femenino que expresa la calidad de lo que es asertivo, afirmativo o positivo.

La palabra asertividad deriva de “afirmar”, que significa una proposición decisiva. Una persona que demuestra asertividad es una persona segura de sí misma que no tiene dificultades para expresar su opinión.

La asertividad es una competencia emocional que determina que un individuo pueda tomar una posición clara, es decir, no “encima de la pared”. Una persona asertiva afirma su autoestima, muestra seguridad y sabe lo que quiere y el objetivo que quiere alcanzar.

Normalmente la asertividad está relacionada con el pensamiento positivo y la proactividad, alguien que toma las riendas de su vida.

La asertividad no significa que una persona tenga razón o esté equivocada, sino que indica que la persona anuncia y defiende sus ideas con vigor y respeto por el oyente

Asertividad en la comunicación

En la comunicación, la asertividad consiste en una estrategia que revela madurez y alta autoestima, en la que una persona defiende sus convicciones sin ofender o someterse a otros.

Los que se comunican con asertividad se comunican de manera clara, objetiva, transparente y honesta. No todas las personas pueden comunicarse de manera asertiva, porque es un derecho y no una obligación. Esta forma de comunicación tiene varias ventajas, entre ellas:

  • mejora la capacidad de expresión y la imagen social;
  • fomenta el respeto por los demás;
  • ayuda a resolver las confrontaciones;
  • mejora la capacidad de negociación;
  • aumenta la confianza en sí mismo;
  • da más credibilidad;
  • disminuye el estrés.

Asertividad y psicología

Según la psicología, los comportamientos se pueden dividir en 4 categorías: el pasivo, el agresivo, el pasivo/agresivo y el asertivo.

En cuanto a la interacción social, el tipo de comportamiento asertivo es el más saludable, porque es beneficioso para todas las personas que interactúan, porque es un comportamiento seguro y respetuoso que demuestra la capacidad de escuchar las críticas y no utilizarlas para criticar al otro de forma personal.

Es importante señalar que una persona no siempre muestra un solo tipo de comportamiento y puede comportarse de manera diferente en diferentes situaciones y contextos.