Significado del agujero de gusano

      Comentarios desactivados en Significado del agujero de gusano

Los agujeros de gusano (o puentes de Einstein-Rosen) son, en teoría, especies de “túneles” que conectan dos puntos diferentes en el espacio-tiempo.

Los agujeros de gusano son estructuras espaciales hipotéticas, es decir, que aún no se ha demostrado que existan. Sin embargo, aunque es poco probable, el fenómeno es considerado válido y coherente por la Teoría de la Relatividad de Einstein y por todos los estudios que la siguieron, y sigue siendo ampliamente explorado por la ciencia.

Considerando que los agujeros de gusano funcionan, en teoría, como atajos entre dos puntos diferentes en el espacio-tiempo, cruzarlos permitiría recorrer distancias extremadamente largas en poco tiempo. Además, se cree que el fenómeno haría posible el viaje al pasado, al futuro e incluso a otros universos.

Estructura de un agujero de gusano

Buraco de minhocaRepresentación visual de un agujero de gusano. El fenómeno conecta dos puntos diferentes en el espacio-tiempo.

En 1916, el físico Ludwig Flamm llegó a la conclusión de que un agujero negro (un cuerpo celeste con un campo gravitatorio tan fuerte que ninguna partícula puede escapar) podría estar interconectado con un agujero blanco (a través del cual nada puede entrar, sólo salir). Esta conexión se haría a través de un conductor, que formaría una especie de túnel.

En 1935, junto con el físico Nathan Rosen, Einstein utilizó la Teoría de la Relatividad para proponer la existencia de “puentes” entre dos puntos del espacio-tiempo, mejorando los estudios de Ludwig. Estas estructuras fueron llamadas “puentes de Einstein-Rosen” o agujeros de gusano.

Actualmente, aunque la ciencia cree que la entrada más probable de un agujero de gusano es un agujero negro, el hecho de que este último ya tenga su existencia probada demuestra que los dos fenómenos no están necesariamente interconectados.

Los agujeros de gusano más probables serían de dimensiones microscópicas. Sin embargo, es posible que los agujeros de gusano se hayan expandido desde la formación del universo. Las entradas serían esféricas y el túnel se extendería en línea recta de un extremo al otro, aunque las ecuaciones le permiten hacer desviaciones.

Tipos de agujeros de gusano

Hay tres tipos principales de agujeros de gusano estudiados por la física: los de Schwarzschild, los lorentzianos y los euclidianos.

Agujeros de gusano de Schwarzschild

Los agujeros de gusano de Schwarzschild se estudian para la relatividad general y consisten en agujeros de gusano de “un solo sentido”, es decir, es posible entrar, pero no es posible salir. Se cree que pueden existir en el centro de los agujeros negros o blancos.

Los agujeros de gusano de Schwarzschild son extremadamente inestables y, en teoría, colapsan inmediatamente después de su aparición.

Agujeros de gusano lorentzianos

Los agujeros de gusano lorentzianos son el tipo más común estudiado por la relatividad general y retratado por la ciencia ficción. Son agujeros de gusano transponibles, cuyo cruce permitiría viajar en el tiempo y el espacio.

Agujeros de gusano euclidianos

Los agujeros de gusano euclidianos se estudian en la física cuántica y son muy poco conocidos, ya que su concepto básico implica un conocimiento avanzado de la mecánica cuántica.

La ciencia también clasifica los agujeros de gusano en intrauniversales (que interconectan dos puntos diferentes dentro del mismo universo) e interuniversales (capaces de interconectar diferentes universos).

Diferencia entre el agujero de gusano y el agujero negro

Los agujeros de gusano y los agujeros negros son fenómenos distintos. Mientras que los primeros son todavía hipotéticos, los agujeros negros ya han sido probados.

Se cree que los agujeros de gusano son especies de túneles que conectan dos puntos diferentes en el espacio-tiempo. Sus características y propiedades son muy inciertas y teóricas, pero los estudios desarrollados indican que, si existieran, funcionarían como atajos entre diferentes lugares y tiempos en el espacio-tiempo.

Los agujeros negros son fenómenos espaciales masivos, normalmente formados por el colapso de las estrellas. Cuando estos cuerpos celestes explotan, se liberan enormes cantidades de energía y toda la masa de la estrella se comprime en su núcleo, dando lugar a un agujero negro.

Los agujeros negros tienen un campo gravitatorio tan fuerte que ni siquiera la luz puede escapar. Por esta razón, el fenómeno es invisible, pero su existencia ya está demostrada por los efectos gravitatorios causados a su alrededor.

Aprende más sobre el significado del Agujero Negro.

¿Es posible atravesar un agujero de gusano?

Aunque la ciencia ficción explora en gran medida la idea de cruzar agujeros de gusano para viajar a través del espacio y el tiempo, la ciencia considera que la existencia de agujeros de gusano transponibles (cuyo cruce es posible) es extremadamente improbable.

En primer lugar, el tamaño microscópico de los agujeros de gusano hace que sean imposibles de usar. Así pues, aunque se identificara la existencia del fenómeno, sería necesario que estuviera suficientemente dilatado para que un cuerpo lo atravesara.

Las teorías también muestran que los agujeros de gusano son altamente inestables y susceptibles de colapsar en cualquier momento, lo que hace que su identificación sea aún más difícil. Así pues, se cree que se necesitarían grandes cantidades de materia exótica (material con propiedades diferentes a las conocidas por la ciencia) para estabilizar el fenómeno.

Aunque el uso de agujeros de gusano es extremadamente improbable, estudios realizados a lo largo de los años han demostrado que esto es matemáticamente posible con la tecnología adecuada.

La posible existencia de agujeros de gusano se refuerza por el hecho de que los científicos españoles fueron capaces de crear el fenómeno artificialmente basado en las teorías de Einstein y fueron capaces de transportar campos magnéticos a través de él.

Viaje en el tiempo a través de los agujeros de gusano

En teoría, el viaje en el tiempo sería posible a través de un agujero de gusano transponible. Esto requeriría los siguientes pasos:

  1. La entrada a mi agujero tendría que ser acelerada lo más cerca posible de la velocidad de la luz y llevada de vuelta al punto de origen.
  2. La salida tendría que ser movida cerca de un objeto con un campo gravitacional más fuerte.

La hipótesis tiene en cuenta los efectos de la dilatación del tiempo causada por los campos gravitatorios. Así, el tiempo a la salida del agujero de gusano habría pasado más lentamente que a la entrada, permitiendo así viajes al pasado.

Ver también:

  • Viaje en el tiempo
  • Astronomía
Rate this post